• Regístrate
Estás leyendo: ‘Sin tu mirada’, ‘Here And Now’ y el regreso de ‘Will & Grace’
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 05:32 Hoy

El pozo de los deseos reprimidos

‘Sin tu mirada’, ‘Here And Now’ y el regreso de ‘Will & Grace’

Álvaro Cueva

Publicidad
Publicidad

La verdad es que estuvo bastante bueno el final de la telenovela Sin tu mirada, que se transmitió la noche del domingo pasado por Las Estrellas.

Fue un desenlace sencillo, bonito y tradicional. ¿Pero qué cree? También hubo una conclusión alternativa en redes sociales que dejó satisfechos a los inconformes.

En resumen: todos quedamos contentos, los que queríamos un final tradicional y los que querían algo diferente, con una propuesta más elaborada de nivel editorial.

Como usted sabe, sufrí mucho con esta producción de Ignacio Sada (Mi adorable maldición) porque fui público no solo de la Esmeralda de los años 90 sino de la versión original de la década de los 70 con Lupita Ferrer.

Me cuesta mucho aceptar que mientras que otras grandes compañías como Disney son capaces de mejorar muchos de sus más grandes clásicos a la hora de volver a hacerlos, la televisión mexicana siempre se quede a la mitad.

Sin tu mirada no estuvo mal, es millones de veces mejor que cualquier producción dramatizada de Tv Azteca o de Imagen Televisión pero, seamos sinceros, no tuvo ni la mitad del impacto de Topacio, ya no se diga de Esmeralda.

¿Qué se hace en estos casos? ¿Fingir demencia y celebrar? ¿Entrarle al juego del conformismo?

Lo siento, no puedo y le ofrezco una disculpa a los miles de fanáticos de esta telenovela porque sé que en verdad la amaron pero a mí me hubiera encantado recibir algo más.

A mí me hubiera gustado que Sin tu mirada hubiera sido para la primera Esmeralda lo que La bella y la bestia con Emma Watson para La bella y la bestia con caricaturas. ¿Sí me entiende?

¡Tremendo!

A propósito de desenlaces, el domingo pasado también se transmitió, pero por HBO, el final de la primera temporada de la serie Here and Now y todavía no me repongo del shock.

¡Qué barbaridad de conclusión! No solo nos enteramos de la verdad de muchos personajes, tuvimos, en los minutos finales, algunas de las situaciones más alucinantes de los últimos años.

Obviamente no le voy a contar detalles pero le voy a pedir un favor: analice el valor simbólico de cada una de las imágenes que los responsables de esta serie nos pusieron en la pantalla.

Son elementos muy poderosos que tienen que ver con una reflexión sobre el mundo en que vivimos y que en cualquier momento nos va a explotar en la cara.

Y por si esto no fuera suficiente, todo lo que dicen los personajes en ese episodio es como para copiar frases y hacer letreros motivacionales.

Son pensamientos que dicen cosas como no importa si usted cree en Dios o en la ciencia, lo que va a pasar, pasará y nadie lo podrá evitar.

Son ideas que pocas veces se ven en televisión y que nos invitan a vivir el aquí y el ahora, a entendernos, a respetarnos y a tolerarnos.

Cuando quiera ver una buena serie de televisión, algo muy premium, muy para personas que están en la búsqueda de los contenidos más avanzados del mercado, luche por ver esta creación de Alan (True Blood).

Todavía va a haber repeticiones del final de temporada de esta joya toda la semana pero, si me acepta un consejo, aviéntese los diez capítulos, cuando tenga tiempo, en HBO GO.

Si a usted le gustan esta clase de propuestas, la amará con rabia. Se lo garantizo.

Los mejores

Entre los spots, los debates, las mesas de análisis y los estrenos, esta semana es la locura para los que amamos la televisión.

Nada ni nadie puede abarcar tantos estímulos pero hay algo que usted no se puede perder.

¿Qué? El regreso, mañana a las 22 horas, por el canal Fox, de Will and Grace, una de las series cómicas más queridas de toda la historia de la televisión.

Y a diferencia de Sin tu mirada, viene tan fuerte o más que la primera vez que la vimos en los años 90.

Como usted seguramente ya sabe, Will & Grace es el retorno más exitoso de la televisión estadounidense de toda esta década y estos personajes no solo están tan frescos como en el pasado.

Siguen siendo lo más chistoso que usted se pueda imaginar. El año pasado tuve el privilegio de estar en el set de esta serie y no sabe usted lo que estos señores están haciendo.

Es lo mejor de la televisión de antes con lo mejor de la televisión de ahora.

¡Y cómo no lo va a ser si Will & Grace se adelantó a su tiempo jugando con elementos de pareja, de amistad y hasta de diversidad sexual cuando casi nadie más lo hacía!

Además, qué fusión tan más perfecta la de los actores con sus personajes. ¡Cuántos recuerdos! ¡Cuántas aportaciones!

A mí lo único que me duele es que esto nos debió de haber llegado desde hace muchos meses y que los piratas ya se dieron vuelo vendiéndolo hasta el cansancio como con The Handmaid’s Tale.

Pero, por lo que más quiera, apúntelo en su agenda. Mañana miércoles 18 de abril, a las 22 horas, por Fox, regresa Will & Grace a nuestros hogares y eso es como para hacer fiesta. ¿A poco no?

alvaro.cueva@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.