• Regístrate
Estás leyendo: Crisis del transporte: necesitamos un proyecto, no un control de daños
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 01:38 Hoy

Columna de Alejandro González

Crisis del transporte: necesitamos un proyecto, no un control de daños

Alejandro González

Publicidad
Publicidad

El tema del transporte camionero en Monterrey y zona metropolitana está en el punto de quiebre final, el asunto seguramente colapsará política y socialmente.

Hablando de política, amigo lector, el asunto está lleno de dichos y mentadas. El gobernador asegura que la culpa del aumento solicitado es de Rodrigo Medina por dejar a los empresarios muy mal acostumbrados a cobrar mucho y los priistas responden el fuego con un ultimátum, exigiendo que el gobierno detenga los abusos de los transportistas y que no permita el aumento.

Como si se tratara de un asunto que se debe pensar mucho, ante el alza de la tarifa fuera de la ley que algunas rutas aplicaron, el gobierno dijo algo así como que "al que se porte mal le quitamos su concesión", acto seguido las empresas se ampararon contra esa acción; es decir, les avisaron con tiempo para no afectarlos… 

El aspecto social sí está mal, muchas colonias periféricas no tienen una ruta cercana que los traslade y el gobierno de El Bronco, aunque dijo que estaban listos para suplir las rutas que se pudieran retirar no se les ha visto por ahí, esas colonias están en el abandono.

Tengo que confesar, estimado lector, que en aquellos años cuando se estaba impulsando la tarjeta Feria llegué a pensar que nos encontrábamos a un paso de la modernización del sistema de transporte en Monterrey.

Imaginé (pobre iluso de mí) que llegaríamos a tener una ciudad donde la autoridad regula y organiza bien el transporte.

Visualicé que en esa ciudad existiría (como en otras ciudades del mundo) una tarjeta que pudiera pagar cualquier transporte, de manera que usted la usaría para subirse a cualquier camión, minibús o Metro.

La modernidad haría que usted pudiera comprar un pasaje o varios, entre más pasajes, más bajo el costo (es prepago, así debería ser); también usted podría comprar un día de transporte que le permitiera subirse a todas las unidades durante 24 horas, algo así como un pasaporte de rutas; tendría la posibilidad de comprar también una semana de transporte, de manera que usted se podría subir y bajar de cuanto camión o Metro necesitara durante la semana adquirida, o qué tal de un mes. El prepago le daría dinero anticipado al transportista y a usted un descuento muy atractivo.

Eso nos daría movilidad. Pagar por tiempo y no por viaje le daría verdadera movilidad a la ciudad y la homologación del pago y tarifa mediante la misma tarjeta, sería un atractivo para el sistema de prepago, con una tarjeta personalizada, tal vez hasta con foto.

Así los usuarios pagaríamos por la libertad de movernos múltiples veces en múltiples días, sin restricción; visitas familiares o traslados recreativos estarían incluidos, de modo que serían más comunes.

Lo malo es que no fue así. La tarjeta Feria cuando mucho daba (creo que ya no) un descuento en el transbordo.

Lo bueno es que dicen los expertos en movilidad que es posible si se hace una reestructuración completa del transporte.

Hernán Villarreal, especialista en movilidad urbana, propone un cambio total a la manera en cómo se maneja y opera el transporte en la entidad, con la creación de un "único ente gestor" que cobre por todos, la creación de una tarifa única que incluya el transbordo, que las unidades sean de calidad, con gas natural y un sistema de prioridad de paso.

Pero lo primero sería rediseñar totalmente las rutas de transporte que existen actualmente para que no se concentren el centro de la ciudad como se requería antes. Hoy los traslados necesitan de otro diseño.

Esta es una entre varias propuestas que pueden servir, se deben analizar bien. Pero antes necesitamos un gobierno que proyecte y haga planes, en lugar de nada más reaccionar y controlar la crisis y los daños … o usted, ¿qué opina?


alejandro.gonzalez@milenio.com


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.