La violencia sexual a las mujeres en el transporte y el espacio público de la Ciudad de México

Los movimientos feministas han logrado cambiar el marco de la discusión sobre el acoso sexual en espacios públicos como un problema social, y por tanto público, y no como uno de conducta individual.
La violencia sexual a las mujeres en el transporte y el espacio público de la Ciudad de México
La violencia sexual a las mujeres en el transporte y el espacio público de la Ciudad de México (Kathia Recio)

Ciudad de México

La violencia sexual contra las mujeres, entendida como cualquier acto de contenido sexual no consentido, es naturalizada, sus causas son invisibilizadas y no son reconocidas ni siquiera por las mujeres que la viven. Incluso, son las mismas mujeres las que modifican sus rutinas cotidianas para prevenir riesgos. Deciden cómo vestirse, qué rutas, formas de transporte y horarios transitar. Estas conductas se definen como “los espacios que nos negamos”: lugares a los que las mujeres renuncian o por los que circulan porque forman parte de su vida cotidiana, pero que están mediatizados por miedos, cuyos referentes y significados son distintos para los hombres como para las mujeres. 

Leer el texto completo aquí.

JOS