La Suprema Corte y el principio de confianza legítima

La Suprema Corte estableció las bases de un concepto que se encuentra en construcción, pero se perfila como un principio que será utilizado con frecuencia por los órganos jurisdiccionales nacionales.
El pasado 10 de marzo se publicaron en el Semanario Judicial de la Federación tres tesis aisladas que abordan el principio de confianza legítima.
El pasado 10 de marzo se publicaron en el Semanario Judicial de la Federación tres tesis aisladas que abordan el principio de confianza legítima. ( Víctor Solís)

Ciudad de México

El principio de confianza legítima puede tener aplicación en contextos muy diversos a los de naturaleza tributaria. En este sentido, es preciso señalar que dicho principio tiene íntima correspondencia con los actos administrativos, y, al parecer, una limitada operación ante los actos legislativos. Ahora bien, retomando los criterios emitidos por la Suprema Corte mexicana, se señala que el principio de confianza legítima, derivado del principio de seguridad jurídica, puede servir como un punto de inflexión para aquellas situaciones que han sido toleradas por la autoridad, o que simplemente carecen de un marco legal que las regule. Sin embargo, no hay que pasar por alto que es factible que el mencionado principio sea utilizado con fines que podrían afectar el interés público.

Lee aquí el artículo completo.