Control de daños

Buena parte de la historia del arte del siglo XX puede ser narrada como una serie de actos vandálicos. El collage cubista atacó la expectativa de que una pintura debía parecerse a algo en el mundo.
Control de daños
Control de daños (David Peón)

Ciudad de México

Demolición, desfiguración y degradación no sólo son eventualidades que sufren las obras de arte a mano de los vándalos; con frecuencia son lo que esas obras son. Es en este contexto en el cual los vándalos frecuentemente dicen ser artistas —alegando que están haciendo avanzar la historia del arte renovando las ideas preconcebidas o realizando lo que los artistas y críticos han terminado por llamar “crítica institucional”— y que los artistas dicen ser vándalos, atacando la noción de que el arte es propiedad y ridiculizando los cánones del gusto existentes. Es precisamente cuando es tan difícil distinguir entre vándalos y artistas que un acto de vandalismo puede plantear preguntas importantes y a menudo incómodas sobre cómo definimos y valoramos realmente el arte.

Leer el texto completo aquí.

JOS