El mundo mundial

El poeta Wallace Steven no estaba errado cuando ante la ausencia de certezas científicas para un diagnóstico absoluto del mundo, pensaba que es preferible depositar la confianza en ficciones.
El mundo mundial
El mundo mundial (Ricardo Figueroa)

Ciudad de México

Los escritores, si no los avasalla el espíritu de contadores, administradores o científicos, no pueden escapar de su mundo, de su historia personal y de su "esencia subjetiva" a la hora de llevar a cabo sus creaciones o ficciones. De ello, al menos, tenemos una infame cantidad de pruebas. ¿Pero qué sucede cuando se tiene que concebir no una ética —en el sentido estricto, filosófico o bíblico de la palabra—, sino una opinión del mundo contemporáneo, de los males que aquejan a este mundo y de su estado político? ¿Es posible llevar a cabo un ejercicio de tal arrogancia y envergadura como el diagnóstico del estado contemporáneo del mundo?

Lee el texto completo aquí.