Los hundimientos de la Ciudad de México pasado, presente, futuro

Ante el crecimiento de la CdMx, es necesario diseñar estrategias de conservación y de construcción urbanas así como cuidar la infraestructura que ya está hecha.
Los hundimientos de la Ciudad de México pasado, presente, futuro
Los hundimientos de la Ciudad de México pasado, presente, futuro (Patricio Betteo)

Ciudad de México

En 1950 y 1951, el Centro Histórico de la Ciudad de México experimentó uno de sus hundimientos más severos. El Gran Canal del Desagüe, que había sido inaugurado durante la quinta administración de Porfirio Díaz, el 17 de marzo de 1900, y que hasta entonces había funcionado gracias a las fuerzas gravitatorias, perdió su inclinación original, quedó a ras de suelo e incluso más arriba; el curso del agua, en ese momento, comenzó a revertirse, a dar marcha atrás, y las inundaciones no se hicieron esperar. Los automovilistas colocaron nuevas salpicaderas en sus vehículos, los peatones se quitaron los zapatos y los calcetines y se remangaron las perneras de sus pantalones y, en un acto de verdadera desesperación administrativa, las autoridades de la capital decretaron una prohibición tan estricta como inverosímil: "Favor de no pescar".

Lee el texto completo aquí.