• Regístrate
Estás leyendo: Pura pasión cervecera
Comparte esta noticia
Domingo , 15.07.2018 / 19:31 Hoy

Pura pasión cervecera

Paco Talamante pasó de una olla de tamales para hacer cerveza a abrir su propio bar y vender 4 mil litros de cerveza al mes.
Publicidad
Publicidad
Hatsune Miku
Ciudad de México
19 de Julio
Los Caligaris
Guadajalara
19 de Julio
The Sol Festival
Poza Rica de Hidalgo
20 de Julio
FLOW
Ciudad de México
20 de Julio

Milenio Digital

Cuando el ensenadense Paco Talamantes se casó, su ex esposa le regaló un kit para hacer vino. Después de dos años y un par de mudanzas, aquel artefacto estaba intacto, pero redescubrirlo lo inspiró a iniciar una de sus grandes pasiones: fabricar cerveza.

“Me puse a investigar, a leer libros, me compré la guía BJCP (Beer Judge Certification Program) porque hace 10 años no existía mucha información en México, ni en YouTube. Me recomendaron un proveedor de insumos y compré mi kit de cerveza en Estados Unidos”.

En octubre de 2007 hizo su primera cerveza y le gustó tanto que se propuso hacer una por semana.

“Me enamoré del proceso, de los olores, de la paciencia. Me di cuenta que me gusta limpiar cosas, aunque yo creía que no, soy muy bueno para lavar trastes”, comparte Paco.

Su amor por la cerveza se formalizó al poco tiempo y, en honor a su ciudad natal, bautizó su marca como Canneria, una palabra que surgió en los años 30, cuando Ensenada solía ser un enorme puerto de enlatadoras que terminó por extinguirse con los embargos atuneros.

TE RECOMENDAMOS: Revelación en la Patagonia

“Somos un pueblo muy nuevo; tenemos como 130 años de historia como para perder una palabra tan de nosotros”, explica.

Después de una década de trabajo, Canneria produce 4 mil litros de cerveza al mes. Paco prevé que sus tandas crecerán de 240 litros a 1800 litros en los próximos meses.

Actualmente vende el total de su producción en su propio bar que abrió hace 6 meses Tap Room y en el colectivo cervecero Baja Brews. Recientemente compró una enlatadora para envasar la cerveza y hacerle honor a su nombre, sus nuevas ediciones en lata fueron presentadas durante la Semana del Emprendedor en la Ciudad de México.

Emprender en este negocio es un deporte de resistencia; la cerveza es igual que las computadoras, es algo evolutivo, tienes que estar sacando cosas nuevas, renovándote en nuevas técnicas y nuevos estilos”, comparte Paco.

Canneria juega mucho con los sabores: mezcla fresas, aceitunas, maderas y mariscos... no se limitan, siempre y cuando el ingrediente agregue “algo bonito en aroma y sabor a la cerveza”.

Lo único que cuidan a detalle es no sacar cervezas con error, sin infecciones, si alguna de sus cervezas tiene un defecto, no la sacan al mercado.

A pesar de la competencia cervecera en la región, no hay una rivalidad entre ellos, sino que existe una colaboración sana; incluso si estás interesado en aprender, te enseñan gratis.

Para Paco hay dos cosas que diferencian la producción de cerveza en Ensenada del resto del país: la aceptación a la crítica constructiva, y la competencia con las cervezas y los precios de San Diego, que los empujan a innovar y subir su calidad.

“Para nosotros no ha sido trabajo o esfuerzo, sino pura pasión de estar aquí metidos, compartir y participar”, finaliza Paco.

REPL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.