• Regístrate
Estás leyendo: Niveles y sueños por alcanzar
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 03:59 Hoy

Niveles y sueños por alcanzar

Son jóvenes, tienen más que buen humor y se dedican a trabajar en lo que les gusta hacer desde niños. Crearon una empresa y diseñaron algo que aman aunque “mamá no esté del todo convencida”.
Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

¡Oye, perdedor! Soy BAIKOH, un juego acerca de supervivencia y escritura. Bloques lloverán por toda tu pantalla, y cada uno tiene una letra, ya vas entendiendo ¿verdad?... Vamos, no creo que sea tan difícil, incluso para un humano como tú. Esta es la invitación del videojuego creado por Samantha Núñez, Patricio Bouza y Rodrigo Galaz, en Mérida Yucatán.

Mum not proud es un estudio que busca dar soluciones tecnológicas como desarrollo web y la creación de video juegos. Su mordaz nombre es una clara referencia a los padres que no están convencidos de que sus hijos dediquen tiempo a los videojuegos. Baikoh es un videojuego donde caen bloques que llevan letras con las que hay que formar palabras, y escalar niveles.

TE RECOMENDAMOS: Funcionar en óptimas condiciones

Fantasmas, bombas, piedras y el sarcasmo retador han hecho que Baikoh sea popular y esté traspasando fronteras, sumando casi un millón de descargas y traducido a siete idiomas. Esto ha representado un reto, “sin embargo, asegura Patricio, muchos de los jugadores han colaborado en la tarea, y se ha logrado que el juego no pierde su esencia”.

Los hoy socios, son egresados de Diseño Multimedia de la Universidad Anáhuac Mayab, en donde se conocieron. La coincidencia en aficiones e intereses, además de que sus habilidades se complementaban, los llevó a tomar la decisión de emprender juntos, así nació Mum not proud.

El inicio fue difícil, comparte Samantha, su abuela los apoyó con un espacio en su casa para que instalaran una oficina; luego llegó la oportunidad de participar en una convocatoria y ganaron el quinto lugar del Premio Santander a la Innovación Empresarial, en 2015. Tienen varios reconocimientos, entre ellos el Premio Naranya, la beca estatal de INCUBA-TIC y una aceleración en Stamina.

Actualmente las oficinas de Mum not proud están en TecniA, ahí los tres jóvenes emprendedores han recibido apoyo para conocer más sobre cómo administrar y dirigir una empresa, negociar y dar a conocer su trabajo, entre otras muchas cuestiones que dan valor a su esfuerzo e impuso para crecer. Para Patricio la clave está en “saber escuchar, y así saber qué es lo que quiere la gente”. Por su parte, Samantha sabe que “hay que hacer camino en un terreno inexplorado en su estado y en el país, el de los videojuegos”.

Mientras el videojuego cautiva y se extiende en la geografía del mundo, Samantha, Patricio y Rodrigo saben que hay muchos niveles que escalar y alcanzar sus sueños, y la mejor manera es fortalecer a Mum not proud.

REPL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.