Empresas pugnan por su integridad corporativa

“500 Frente a la Corrupción, Integridad Corporativa” fue una evaluación hecha por diversas organizaciones para verificar qué empresas han adoptado estrategias de transparencia contra la corrupción. 
Entre los resultados, la calificación promedio es de 37 sobre 100 y sólo 3 de las 500 empresas evaluadas alcanzan un puntaje igual o mayor a los 80 puntos.
Entre los resultados, la calificación promedio es de 37 sobre 100 y sólo 3 de las 500 empresas evaluadas alcanzan un puntaje igual o mayor a los 80 puntos. (Mexicanos contra la Corrupción)

Ciudad de México

Grupo Bimbo, Bio PAPPEL, Pemex, Grupo Peñafiel, OHL México y Walmart de México son solo algunas de las compañías que en su operación han adoptado estrategias de transparencia y rendición de cuentas hacia socios, accionistas y clientes.

Hoy estas acciones son consideradas en la primera evaluación “500 Frente a la Corrupción, Integridad Corporativa (IC500)” que desarrollaron las organizaciones Transparencia Mexicana y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, así como la revista Expansión.

Para la elaboración de este análisis se revisó la información pública de las 500 empresas más grandes de México que en conjunto representan más de 15 billones de pesos en ventas anuales y emplean directamente a 4.7 millones de personas. Entre los resultados, la calificación promedio es de 37 sobre 100 y sólo 3 de las 500 empresas evaluadas alcanzan un puntaje igual o mayor a los 80 puntos.

Además, a partir del 15 de noviembre las compañías que integran este índice podrán actualizar la información sobre sus políticas anticorrupción en la Plataforma Digital IC500 con el fin de que cada vez más empresas transparenten sus políticas de integridad corporativa.

“Necesitamos que las empresas se enfrenten a la corrupción y no solo que se abstengan de participar en ella”, señaló Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, durante la presentación de este análisis.

El ranking destaca el avance de OHL México y Walmart de México, empresas que han trabajado arduamente para reforzar su posición de transparencia e integridad en sus respectivos sectores.

En los últimos dos años, OHL México se ha concentrado en fortalecer y reforzar su sistema de gobierno corporativo toda vez que aceleró la implementación de sus políticas de transparencia y anticorrupción. La filial de OHL actualizó su código de ética con la creación del área de “Cumplimiento”, reforzó sus auditorías internas y actualizó sus normas de compras, presupuesto y contratación de proveedores. Estas medidas fueron reconocidas también a nivel internacional, por lo que recientemente fue incluida en el FTSE4Good Index de Londres que reconoce las mejores prácticas corporativas en la materia.

De acuerdo con este análisis, Walmart de México echó a andar mayores controles a través de equipos que previenen y detectan actividades que atenten contra su declaración de ética y hoy cuenta con un área Anticorrupción que trabaja de manera independiente.

Transparencia Mexicana y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, a través del  Índice de Integridad Corporativa 500 (IC500) y  la Plataforma Digital IC500, suben a la iniciativa privada, sociedad civil y gobierno a la cruzada contra la corrupción con el objetivo de que se fomenten las prácticas de integridad y transparencia en México.

REPL