• Regístrate
Estás leyendo: Hechizo y realidad
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 11:24 Hoy

Hechizo y realidad

Estudiaron la carrera de Ingeniería Mecatrónica en Monterrey, ahí nació su inquietud por diseñar y armar su propia impresora 3D de escritorio que se convertiría, en la base de una empresa.
Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

3D Factory es una empresa que “trabaja en el área de prototipado rápido y manufactura 3D. En palabras más sencillas, elabora prototipos de baja producción para que, la empresa o emprendedor desarrolle su idea de algún producto y así, obtenerlo físicamente”, asegura Erick Ramírez, cofundador y socio de Hiram Uribe y Ricardo Zabiah en este negocio que opera en la ciudad de Monterrey, Nuevo León.

La empresa cuenta con dos áreas de trabajo: “por un lado, comercialización de impresoras y suministros, dirigido principalmente a empresas, oficinas gubernamentales y escuelas; y por otro, atiende a empresas y emprendedores para que puedan desarrollar sus productos, obteniendo prototipos”, comparte este joven nacido en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Los tres jóvenes son egresados del Tecnológico de Monterrey, de la carrera de Ingeniería Mecatrónica. Cuenta Erick, “que iniciaron cuando estudiaban la materia de diseño mecatrónico, emprendimiento y proyectos, que les dio la oportunidad de aprender un poquito de todo, por ejemplo, qué es un modelo de negocio, cómo administrarlo, y tener bases para despegar el sueño de emprender”.

TE RECOMENDAMOS: Graduados en emprendimiento

Armaron su primera impresora hechiza de escritorio en 2012. Esto les dio aprendizaje y experiencia. En 2014 formalizaron la empresa. “Empezar fue un poco complicado, comparte Erick, pues, al ser una de las empresas pioneras en esta tecnología, hubo que realizar un proceso de enseñanza para el mercado, desde cómo funciona, hasta para qué puede ser utilizada”.

Con capital propio y de tiempo completo, empezaron la aventura, que rindió frutos casi de inmediato. El dinero que entraba lo reinvertían. “Ha sido un caminar poco a poco, pero con firmeza, adaptándose a los cambios que la tecnología va exigiendo, midiendo con regularidad el modelo de negocio y planteándose nuevos objetivos”.

3D Factory por ahora trabaja en un proyecto muy importante, asegura Erick, “se trata de profesionalizar el servicio para llevarlo a una baja escala, y así los usuarios puedan validar sus productos sin desembolsar los altos costos que hoy se tienen que pagar. Es un proyecto para que empiece a funcionar en dos o tres años”, informa este joven empresario.

Para Erick Ramírez emprender es difícil pues hay que enfrentar muchos retos, pero si hay pasión puede ser más sencillo. ¿Soñar? “siempre soñamos, pero también tenemos los pies en el suelo”, considera Erick quien, junto con sus compañeros de clase empezaron con un hechizo que se volvió realidad 3D Factory.

REPL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.