• Regístrate
Estás leyendo: Fitch, JP Morgan, Citi y BBVA reprueban rescate de Pemex
Comparte esta noticia

Fitch, JP Morgan, Citi y BBVA reprueban rescate de Pemex

Balances. Aunque la petrolera recibirá este año 107 mil mdp, con lo cual elevará 36% su nivel de inversión y no contraerá deuda, para la calificadora y los bancos estas medidas son “insuficientes y decepcionantes”.
Publicidad
Publicidad

Las instituciones financieras BBVA Bancomer, Citi y JP Morgan, y la calificadora Fitch Ratings tacharon de “insuficiente, decepcionante y de naturaleza paliativa” el plan de fortalecimiento a Petróleos Mexicanos (Pemex) anunciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El gobierno dio a conocer apoyos por 107 mil millones de pesos para la petrolera este año, que elevará 36 por ciento su inversión, y contemplan la capitalización por 25 mil millones de pesos incluida en el Presupuesto de Egresos; 35 mil millones para mejorar su pasivo laboral, 15 mil millones por concepto de ayuda fiscal e ingresos extras por 32 mil millones como parte del combate al robo de combustible.

“Los que apostaron por el fracaso de Pemex ahora están en una postura de escepticismo, diciendo que no vamos a poder, que es mucha la deuda y no vamos a sacarla adelante. ¡Yo acepto el reto!, vamos a sacar adelante a Pemex”, aseguró el Presidente en conferencia.

Tras el anuncio, Fitch Ratings, agencia que el pasado 29 de enero redujo la calificación crediticia de Pemex tras el resultado de la evaluación que hizo de su desempeño histórico, fue la primera en decir que las medidas son insuficientes y aclaró que éstas ya habían sido incorporadas en su última evaluación, por lo que la calidad crediticia de la empresa permanece sin cambio, en CCC.

“El anuncio de la reducción de la carga fiscal es improbable que mejore el perfil crediticio individual en escala internacional de Pemex de ‘CCC’ y probablemente no cambiará la evaluación como 'moderado' sobre el historial de soporte.

“Como resultado, Fitch espera mantener una diferencia en la calificación internacional menor en dos niveles a la del soberano, y que la calificación de Pemex se mueva en línea con la calificación del soberano. Asimismo, un deterioro continuo en el perfil crediticio individual de Pemex también podría ser negativo para la calificación de la compañía independientemente de una acción de calificación del soberano”, manifestó su reporte.

La agencia estimó que Pemex necesitará un flujo de efectivo de entre 12 mil millones y 17 mil millones de dólares por año para tener un programa de inversión de capital en exploración y producción que sea suficiente para reponer 100 por ciento de las reservas y estabilizar la producción, y todavía tener un nivel de flujo de efectivo neutro sin más endeudamiento.

Agregó que para reponer 100 por ciento de las reservas en una producción anual de aproximadamente 940 millones de barriles de petróleo equivalente por año, Pemex necesitará invertir entre 13 mil millones dólares y 18 mil millones anuales en capex (inversiones de capital) de exploración y producción, que es un incremento relevante desde el capex estimado de menos de 5 mil millones durante 2018 y el proyectado para 2019.

BBVA Bancomer consideró que las medidas anunciadas por el gobierno federal no resuelven los problemas estructurales de Pemex (excesivo endeudamiento y declive de producción petrolera), por lo que si bien se gana tiempo, la calificación de la empresa sigue en riesgo.

No obstante, consideró positivo que el gobierno federal pretenda darle un impulso a la inversión de Pemex en 2019, ya que la administración anterior la recortó como reacción a la abrupta caída en los ingresos petroleros en 2015 y 2016.

Sin embargo, expuso, hay problemas con la estrategia relacionados con la recanalización de la inversión hacia aguas someras y proyectos en tierra en detrimento de la inversión en aguas profundas y el continuo declive en la producción petrolera lo confirma.

“La era del petróleo fácil en México llegó a su fin; por otra parte, no debería aumentar la inversión en proyectos de refinación dadas las cuantiosas pérdidas históricas en dicha actividad”, puntualizó.

Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer México, y Arnulfo Rodríguez, economista principal de la institución, señalaron que para estabilizar la producción petrolera, y eventualmente incrementarla, la inversión aprobada por 273 mil millones de pesos para 2019 tiene que duplicarse y canalizarse predominantemente a exploración y producción.

Sin embargo, ante la fuerte limitación de Pemex a seguir endeudándose, los recursos adicionales en inversión tienen que provenir del presupuesto público, pero esta solución puede presionar la calificación crediticia soberana, algo que, dijeron, “sería preferible que una reducción de la calificación crediticia de Pemex por debajo del grado de inversión”.

Para las estadunidenses Citi y JP Morgan, el apoyo del gobierno federal a la petrolera no solo es insuficiente, sino que decepciona nuevamente, ya que el mercado considera que se necesita más para dar un giro significativo a la empresa productiva del Estado.

Coincidieron en que el problema más grande de la administración de López Obrador es que no tiene un diagnóstico apropiado del problema en Pemex, relacionado con la solvencia, y que el gobierno es el único acreedor.

Citi indicó que la trayectoria esperada no es convincente, pues no se espera que Pemex sea más eficiente, ni más redituable y se va a asignar el capital a negocios o actividades poco redituables, por lo que no van a mejorar los procesos operativos ni administrativos, al tiempo que optará por operar solo, no con socios, como se esperaba con la reforma energética.

Para JP Morgan los comentarios de las autorizadas apuntan a un alto grado de buena voluntad, con promesas para tomar más medidas si fuera necesario, pero todavía hay preguntas serias sobre la capacidad, dadas las innumerables limitaciones que incluyen las intenciones declaradas de tener un superávit fiscal, cierta sensibilidad a las calificaciones soberanas y un alto grado de coordinación requerido dentro del nuevo gobierno para alcanzar una solución viable.

Citi dijo que el anuncio de las nuevas medidas no es nuevo ni suficiente, que la cantidad de capital de apoyo había sido anunciada y se había ya incluido en el presupuesto de 2019, al igual que la reducción en carga fiscal, la cual es menor para este año, incluso después de anunciar un incremento en las nuevas declaraciones.

LAS CLAVES

MENOS CARGA FISCAL
Hacienda quitará carga fiscal a Pemex de 15 mil millones de pesos al año, lo que le permitirá incrementar 36% la inversión para producción de petróleo, alcanzando 288 mil millones de pesos este año.

DESPUÉS DE 10 AÑOS
Con estos ahorros, después de 10 años la petrolera no se verá obligada a contratar más deuda; tan solo de 2013 a 2018 estuvo endeudándose por 140 mil 700 millones de pesos cada año.

“INEFICIENCIA”
El secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, subrayó que esa deuda “no se vio reflejada en el crecimiento de Pemex, lo que demuestra la corrupción y la profunda ineficiencia” en el manejo de los recursos.

CONTROLA HUACHICOL
López Obrador aseguró que ya está controlado el huachicoleo en 90 por ciento y que el abasto de gasolina está prácticamente normalizado en el país, con los ductos operando con vigilancia permanente.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.