• Regístrate
Estás leyendo: Tesla elige a China para planta de autos eléctricos fuera de EU
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 07:02 Hoy

Tesla elige a China para planta de autos eléctricos fuera de EU

La firma de Musk, la primera beneficiada con la nueva política que permite a las automotrices foráneas tener una armadora de su propiedad total en el país asiático.
Publicidad
Publicidad

China logró asegurar grandes compromisos de empresas que buscan acceso a su mercado, entre éstos un acuerdo pionero con Tesla, ya que el país corteja a las multinacionales ante los aranceles que aplica Estados Unidos y que amenazan con alterar las cadenas de suministro global.

El fabricante estadunidense de autos eléctricos firmó ayer un memorando de convenio para construir una Gigafactory totalmente de su propiedad en Shanghái, un día después de que BASF, el grupo alemán de productos químicos, llegó a un convenio para edificar una planta petroquímica de 10 mil millones de dólares en Guangdong, ciudad del sur de China, entre los 23 mil millones de dólares en acuerdos y memorandos firmados esta semana durante la visita del primer ministro Li Keqiang a Alemania.

Los acuerdos se producen cuando Pekín mejora las condiciones de inversión para las multinacionales en medio de un enfrentamiento comercial con Washington, que la semana pasada impuso aranceles de importación de 25 por ciento sobre productos chinos con valor de 34 mil mdd, lo que llevó a China a también aplicar tarifas en represalia sobre las importaciones de productos estadunidenses.

En una serie de políticas implementadas en los últimos meses, Pekín eliminó o redujo los límites de propiedad para las automotrices y muchos grupos de servicios financieros, aceleró el acceso de las firmas farmacéuticas extranjeras y elevó las esperanzas entre los inversionistas extranjeros de que China una vez más esté abierta a hacer negocios.

“Hemos visto más avances que en cualquier otro periodo de 18 meses desde que ingresó a la OMC”, en 2001, dijo Mats Harborn, presidente de la Cámara de Comercio de la Unión Europea, a los reporteros en Pekín. “Pero lo triste es que no vamos a saber si China lo hace por la presión externa o porque necesita las reformas para su propia economía interna”.

Tesla será la primera beneficiada con la política china que permite que las automotrices extranjeras tengan una planta de producción de propiedad total en China, en lugar de obligarlas a asociarse con una empresa conjunta. “Me gustaría expresar un reconocimiento al gobierno chino en ese sentido”, dijo Elon Musk, director ejecutivo de Tesla, durante una conferencia reciente para presentar resultados.

Tesla dijo que espera terminar la planta en dos años y llegar a un pico anual de producción de 500 mil vehículos dos o tres años después de eso. Alcanzar el sector de lujo del mercado de automóviles eléctricos de China ha sido un objetivo clave para Musk. Incluso antes del incremento de la semana pasada que elevó 40 por ciento los aranceles totales sobre sus coches, dijo que los gravámenes a la importación hacían que vender en China fuera como “competir en una carrera olímpica con zapatos de plomo”. Tesla, que envió 103 mil automóviles el año pasado, considera su presencia en el país asiático como un paso para alcanzar las economías de escala mundial que necesita para competir con los fabricantes de automóviles eléctricos de mercado masivo, varios de los cuales se espera que surjan de China.

A la firma del memorando de acuerdo asistieron Musk, la estatal Lingang Group y funcionarios del distrito de Lingang, de Shanghái, que ya es hogar de plantas de fabricación de marcas automotrices internacionales como MG Rover.

Las dos economías más grandes del mundo se posicionan para las industrias estratégicas del futuro, entre ellas los vehículos de nueva energía, los materiales avanzados y la potencia informática. La administración Trump trata de lograr que las empresas estadunidenses regresen a EU a través de una serie de medidas que incluyen fuertes aranceles sobre las importaciones, menores impuestos corporativos y regulaciones ambientales relajadas. Por su parte, China trata de mantener en su tierra la inversión extranjera y el conocimiento de fabricación.

China también trata de encontrar intereses comunes con Europa contra Estados Unidos. “Ante el creciente unilateralismo y proteccionismo, las dos partes están dispuestas a explorar formas de mantener el libre comercio, el multilateralismo y el orden internacional”, dijo la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, después de que el primer ministro chino, Li Keqiang, se reuniera con la canciller alemana, Angela Merkel.

El fabricante italiano Gima TT, que produce cigarrillos sin humo, planea firmar el miércoles un memorando de acuerdo para un nuevo proyecto en China.

Información adicional de Xueqiao Wang en Shanghái y Rachel Sanderson en Milán.

Twitter: @HornbyLucy



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.