• Regístrate
Estás leyendo: Queda corto el plan para reducir emisión de autos
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 10:33 Hoy

Queda corto el plan para reducir emisión de autos

Reino Unido no llega a aplicar una prohibición total de gasolina y diésel.
Publicidad
Publicidad

Leslie Hook, Anjli Raval y Jim Pickard

Reino Unido se comprometió a que en 2030 la mitad de todas las ventas de automóviles sean de híbridos o eléctricos, como parte de su plan “El camino a cero” para reducir las emisiones de vehículos, publicado el lunes.

La nueva política describe por primera vez los planes que tiene Reino Unido para alcanzar su objetivo de poner fin a las ventas de automóviles y camionetas “convencionales” de gasolina y diésel para 2040, pero no llega a aplicar una prohibición total sobre esos vehículos.

Para 2030 al menos la mitad de los automóviles y 40 por ciento de las camionetas que se vendan en Reino Unido deberán ser de emisiones ultrabajas, de menos de 50 gramos de carbono por kilómetro recorrido, una categoría que incluye a los automóviles totalmente eléctricos, los híbridos enchufables y los que se alimentan de nuevas fuentes de combustible como el hidrógeno.

La publicación de la nueva política se pospuso durante meses debido al intenso cabildeo, y en el documento se revela que el gobierno se apega a su objetivo de poner fin a la venta de vehículos convencionales de gasolina para 2040, a pesar de las peticiones de alcaldes y activistas ambientales británicos para adelantar el objetivo a 2030.

Para 2040 la “mayoría” de los autos y camionetas nuevas que se vendan serán totalmente de emisiones cero, y todos los autos nuevos deberán tener una “capacidad” de cero emisiones, se lee en el documento.

Chris Grayling, secretario de Transporte, dijo que el plan muestra que Gran Bretaña “encabeza el camino” en el desarrollo de nuevas tecnologías para vehículos más limpios, y comprometió mil 500 millones de libras que se van a invertir en tecnología de emisiones ultrabajas en los próximos tres años.

Reino Unido prometió reducir a cero las emisiones de vehículos para 2050, y el transporte es actualmente el mayor emisor individual de gases de efecto invernadero en el país, por delante de la electricidad y la industria.

Grupos ambientalistas y el Partido Laborista, de oposición, dijeron que el plan no fue lo suficientemente lejos.

“En un momento en que el cambio climático amenaza al planeta... es peligroso para el gobierno dar marcha atrás a sus compromisos de limpiar el transporte por carretera”, dijo Andy McDonald, secretario de transporte en la sombra (de oposición). “Este no es un ‘camino a cero’, es un camino a ninguna parte”.

La semana pasada, Ben van Beurden, director ejecutivo de Shell, dijo que daría su apoyo si elReino Unido adelanta su objetivo de 2040. “Creo que Reino Unido tendrá que avanzar a una velocidad mucho mayor que la que puede alcanzar el resto del mundo”, dijo.

“Necesitamos vehículos eléctricos de batería, y también necesitamos hidrógeno, gas natural licuado, biocombustibles. Y, sí, también necesitamos mejorar más el motor de combustión interna. Estará entre nosotros durante mucho tiempo en el futuro”, dijo.

La Society of Motor Manufacturers and Traders (SMMT), el grupo de la industria automotriz, elogió el nuevo plan por su enfoque neutral en tecnología, pero expresó su preocupación acerca de si el objetivo de 2030 de vehículos de emisiones ultrabajas era algo realista.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.