• Regístrate
Estás leyendo: EU batea la queja de México por aranceles
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 19:00 Hoy

EU batea la queja de México por aranceles

Washington insiste en que gravar importaciones de acero y aluminio fue una decisión de seguridad nacional y ese tema no lo debatirá en la OMC.
Publicidad
Publicidad

Estados Unidos rechazó de forma tajante que México tenga fundamentos para celebrar consultas de conformidad mediante la Organización Mundial de Comercio (OMC) sobre su decisión de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio que amenazan su seguridad nacional, y adoptó igual determinación respecto a las posiciones de Canadá, la Unión Europea, Noruega e India.

Destacó que su decisión de salvaguardar la seguridad nacional es un “asunto político que no es susceptible de examen ni puede ser objeto de resolución en el marco de la solución de diferencias en la OMC”.

También notificó al Órgano de Solución de Diferencias de la OMC que tomó nota de la decisión de México de incrementar impuestos a “determinadas importaciones estadunidenses” como represalia, pero dijo que el país no adujo “ningún fundamento para sus medidas en el marco de las normas de la OMC”.

No obstante la afirmación de que la decisión no es “susceptible de examen ni puede ser objeto de resolución” en el marco de la solución de diferencias de la OMC, el gobierno estadunidense informó a todos los países que acepta sus solicitudes de “entablar consultas”.

El 8 de marzo pasado el presidente Donald Trump emitió las proclamaciones presidenciales 9704 y 9705 que imponen aranceles de 25 por ciento a las importaciones de ciertos productos de acero y de 10 por ciento a las de aluminio de varios países que, para el caso de México, se aplicaron a partir del primero de junio.

En respuesta, México y los países antes señalados, más China, Rusia, Corea del Sur, Indonesia, Hong Kong, Tailandia y Turquía, solicitaron a la OMC la intervención del Órgano de Solución de Diferencias sobre el tema, tanto en lo individual como en forma colectiva. México, Canadá, China y la Unión Europea, entre otros, impusieron aranceles a importaciones de diversos productos provenientes de Estados Unidos, lo que para muchos especialistas fue el inicio de una guerra comercial.

En respuesta a la solicitud mexicana del 15 de junio sobre solución de diferencias, Estados Unidos explicó que “el presidente (Trump) determinó que los aranceles eran necesarios para ajustar las importaciones de artículos de acero y aluminio que amenazan menoscabar la seguridad nacional de EU. Las cuestiones relativas a la seguridad nacional son asuntos políticos que no son susceptibles de examen ni pueden ser objeto de resolución en el marco de la solución de diferencias en la OMC. Cada miembro de la OMC conserva la facultad de determinar por sí mismo los asuntos que estime necesarios para la protección de los intereses esenciales de su seguridad, como queda reflejado en el texto del artículo 21 del GATT de 1994”.

Precisó que “la solicitud de México pretende basarse en el artículo 14 del Acuerdo sobre Salvaguardias. Sin embargo, los aranceles impuestos en virtud del artículo 232 no son medidas de salvaguardia, sino aranceles sobre las importaciones de artículos de acero y aluminio que amenazan menoscabar la seguridad nacional de EU. Estados Unidos no adoptaron medidas en virtud del artículo 201 de la Ley de Comercio Exterior de 1974, que es la legislación conforme a la cual imponen medidas de salvaguardia. Por consiguiente, no hay fundamento para celebrar consultas de conformidad con el Acuerdo sobre Salvaguardias con respecto a los aranceles impuestos en virtud del artículo 232”.

Inician guerra comercial

En tanto, Estados Unidos y China entraron ayer formalmente a una guerra comercial tras la decisión de la administración del presidente Donald Trump de imponer aranceles punitivos al coloso asiático por 34 mil millones de dólares.

China, que mantiene un superávit comercial de 375 mil millones de dólares anuales sobre Estados Unidos, anunció por su parte la implementación de aranceles por una cantidad similar contra productos y exportaciones estadunidenses a sus mercados.

“A fin de defender los intereses centrales del país y los del pueblo estamos siendo forzados a tomar represalias”, señaló en Pekín el Ministerio de Comercio.

Los aranceles de represalia de China afectarán especialmente a la industria agropecuaria de Estados Unidos, en entidades que votaron por Trump en las elecciones de 2016, incluidos los productores de soya y maíz. También afectarán el segmento de cárnicos, especialmente pollo y puerco.

El presidente estadunidense reiteró la víspera que los aranceles punitivos serán complementados en las próximas dos semanas con 16 mil millones de dólares adicionales de sanciones económicas contra China.

Por su parte, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) mexicano manifestó que la guerra comercial EU-China puede tener repercusiones en la renegociación del Tratado de Libre Comercio, pero también en el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés).

Al terminar su participación en un evento organizado por el Fideicomiso Fuerza México, el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, indicó que si bien se debe esperar, no prevén una turbulencia financiera por este hecho.

“Es lamentable; hay una repercusión para Europa y los mercados de la industria mexicana evidentemente, está en la conversación y en la negociación del TLC”, dijo. 

Déficit de EU

China exportó a Estados Unidos productos y servicios por 505 mil 597 millones de dólares el año pasado, reportó el Departamento de Comercio.

En contraste, las ventas de EU a China fueron de apenas 130 mil millones de dólares, lo cual resulta en un déficit de 375 mil 228 mdd.

A fin de balancear la relación comercial entre ambos países, Washington impuso aranceles por un valor de 50 mil millones de dólares. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.