• Regístrate
Estás leyendo: Estudié contaduría, pero mi sueño siempre fue pilotar aviones: Sylvia San Juan
Comparte esta noticia
Jueves , 21.03.2019 / 20:00 Hoy

Estudié contaduría, pero mi sueño siempre fue pilotar aviones: Sylvia San Juan

Entrevista

La capitana, instructora acreditada por la FAA con más de 12 mil horas de vuelo, confiesa que, aunque no es fácil, con disciplina, trabajo y perseverancia se puede conseguir todo lo que se desea.
Publicidad
Publicidad

Cuando Sylvia San Juan decidió que quería ser piloto tenía todo en contra para lograrlo: “Matemáticamente era imposible” por el costo, además de que implicaba alejarse de su pareja y entrar en un medio controlado por los hombres.

Sin embargo, San Juan no solo se convirtió en piloto aviador, sino también en instructora de vuelo en Interjet, aerolínea para la que ha surcando los cielos durante 18 años y donde vive su sueño, luego de horas de dedicación y esfuerzo.

Recuerda que cuando era niña, su padre la llevaba al aeropuerto a ver aviones; en ese entonces no imaginaba que un día los iba a pilotar; de hecho, estudió la carrera de Contaduría y Administración, hasta que un día, trabajando para una aerolínea, le confesó a una piloto que a ella le hubiera gustado ser su colega.

—Mi sueño era ser piloto —le comenté.

—¿Era?, todavía puedes ser —me contestó.

Impulsada por esa conversación y el apoyo de su pareja, San Juan vendió todo lo que tenía y decidió emprender su sueño, comenzando con sus estudios en Estados Unidos.

La capitana ha pilotado cinco diferentes tipos de aeronaves, es instructora acreditada por la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) y suma más de 12 mil horas de vuelo.

¿Cómo fue su preparación?

Estudié en Estados Unidos y no hubo trato o una diferencia en comparación con los hombres, siempre estaban muy pendientes del desempeño que teníamos.

Nos trataban igual que a los hombres, pero los compañeros eran los que siempre estaban muy al pendiente de qué tanto sabíamos, qué tanto aprendíamos, si pasábamos los exámenes. El trato de la escuela siempre fue el mismo, los exámenes son los mismos, todas las evaluaciones son las mismas que las de los hombres, nunca tuve una diferencia por ser mujer.

¿Cuáles han sido sus principales logros?

Primero, ser piloto ya es un gran logro. Para mí, era matemáticamente imposible por la cuestión del dinero y por dos causas importantes: la primera, los estudios, y la segunda, poder conseguir trabajo. El siguiente gran logro fue ascender a capitana, porque es mucha responsabilidad.

Otro logro es ser instructor, ha sido un reto para mí porque tienes que prepararte más. No basta con saber y tener los conocimientos, ahora tienes que saberlos transmitir. En Interjet hay un grupo de asesores que siempre están para apoyarte y para darte consejos.

¿En su profesión hay un trato diferente para las mujeres?

En lo personal nunca he visto una diferencia, al contrario, nos tratan igual que a los hombres y debes de cumplir igual que ellos; hay que acatar todos los reglamentos, todo lo que está establecido.

Sin embargo, en Interjet ascendí a capitana, ahí es donde me dieron esta oportunidad, además de asesorar e instruir, me han dado todo el apoyo para continuar preparándome.

En Interjet ya hay varias mujeres como capitanas, a todas nos han dado las mismas oportunidades y a todas nos exigen por igual; es una empresa donde no hay distinción entre hombres y mujeres pilotos.

¿Qué hace falta para incorporar a más mujeres al sector?

Actualmente hay más. En un inicio la aviación debió ser muy difícil para las pioneras, pero hicieron muy buen trabajo, porque nos dejaron el camino trazado. Ya no hay ninguna discriminación y menos en esta empresa, en donde he visto que a todas nos dan las mismas oportunidades y a todas nos exigen igual que a los hombres.

¿Qué les diría a las mujeres que quieren ser piloto de avión?

Que dejen de pensar que no tienen las mismas oportunidades que los hombres. Estamos en una época en la que las mujeres y los hombres tenemos las mismas oportunidades, y lo único que tienen que hacer es ser perseverantes y trabajar. Nada es gratis en esta vida; entonces, les diría que le echen ganas y sigan adelante para alcanzar sus sueños.

¿Cuál es su inspiración de todos los días?

Mi mayor motivación es mi hijo, creo que la mejor manera de enseñarle es con el ejemplo; enseñarle que es importante ser mejor cada día, prepararte, ser responsable y disciplinado. Él es mi mayor motivación.

¿Es difícil ser madre y ser piloto al mismo tiempo?

Sí, tienes que organizarte mucho, pasas tiempo fuera de casa hasta varios días; entonces siempre tienes que anticipar, igual que en el avión. Siempre tienes que ir adelante y tienes que dejar todo organizado, tener plan A y plan B. Tienes que tener todo bajo control y contar con una red de apoyo. En mi caso, mis papás fueron y han sido un gran apoyo. Pero sí debes ser muy organizada, disciplinada, tienes que estar muy preparada y anticipar las situaciones.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.