• Regístrate
Estás leyendo: Eon recortará 5 mil plazas tras adquisición de Innogy
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 23:21 Hoy

Eon recortará 5 mil plazas tras adquisición de Innogy

El ajuste equivale a 7 por ciento de la plantilla y es parte de un plan para ahorrar hasta 800 mde.

Publicidad
Publicidad

Tobias Buck

Eon advirtió que su adquisición de Innogy, la compañía de energías renovables, provocará la pérdida hasta de 5 mil puestos de trabajo en el grupo combinado, pero prometió mayores ganancias y dividendos para los accionistas.

Los recortes de puestos de trabajo equivalen a 7 por ciento de la plantilla, y son parte de un plan de reducción de costos que busca ahorrar entre 600 y 800 millones de euros al año después de 2022.

Eon acordó comprar Innogy a su accionista mayoritario RWE durante el fin de semana, en un acuerdo con el que se transformará el sector energético de Alemania. La transacción implica una serie de intercambios de activos entre las principales empresas de servicios públicos del país que harán que Eon se centre en las redes de electricidad y clientes minoristas, mientras que RWE sumará las energías renovables a su ya vasta cartera de activos de generación.

“Lo que les presentamos es uno de los acuerdos con el diseño más creativo en la historia del sector industrial alemán, y una oportunidad única”, dijo Johannes Teyssen, director ejecutivo de Eon, en una conferencia de prensa el martes. “Para Eon, esta transacción es una oportunidad de lograr objetivos estratégicos dentro de los límites de nuestro balance”.

Rolf Martin Schmitz, director ejecutivo de RWE, dijo: “Establecemos un nuevo escenario y creamos prospectos sustentables al aprovechar un nuevo mercado en crecimiento. En pocas palabras, convertiremos a RWE en uno de los principales productores de energía de Europa”.

La acción de Eon subió 5 por ciento el martes, después de una ganancia similar el día anterior. RWE, cuyo título subió 8 por ciento en respuesta al acuerdo el lunes, prácticamente se mantuvo sin cambios.

Los inversionistas y analistas saludaron la transacción, con el argumento de que tiene sentido estratégico que los dos grupos se centren en sus negocios principales y ganen peso en los mercados relevantes.

Después de que se reparta Innogy, Eon tendrá cerca de 50 millones de clientes y una base de activos regulados por un valor de 37 mil millones de euros.

El grupo obtendrá alrededor de 80 por ciento de sus ganancias antes de intereses e impuestos de actividades estables reguladas por el gobierno, en comparación con el nivel actual de 65 por ciento. Eon dijo que la transacción presentará una mayor ganancia dos años después de que se complete, que apunta a un “crecimiento absoluto de los dividendos anuales” en los próximos años.

Mientras tanto, RWE se alista para obtener una posición sólida en la energía renovable, dos años después de dividir sus activos de fuente verde en Innogy. “La masa crítica es la clave del éxito en el campo de la energía renovable. Antes de esta transacción, ni Innogy ni Eon estaban en esa posición. Unimos las unidades de negocio de estas dos compañías bajo un mismo techo en RWE, para lograr de esta manera la masa crítica necesaria”, dijo Schmitz.

Una vez completada la transacción, RWE será el segundo operador en alta mar y el tercer productor de energía renovable en Europa. Como parte del trato con Innogy, RWE también se convertirá en un importante accionista de Eon, con una participación de menos de 17 por ciento. Tendrá un asiento en el consejo de supervisión de Eon, pero se comprometió a no aumentar más su participación.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.