De aquí “PalReal”

PalReal es un concepto desarrollado por cuatro jóvenes apasionados por la gastronomía que han logrado marcar la diferencia con una cocina honesta y un servicio único.
Fabián Delgado/ Palreal
Fabián Delgado/ Palreal

Ciudad de México

PalReal es un restaurante que inició hace casi 4 años sin dinero, ni pretensiones; su inspiración fue una casa ubicada en la calle Lope de Vega 113 en Guadalajara. Gracias al “boca a boca” y a las críticas positivas, medios como The Guardian lo consideran uno de los mejores conceptos gastronómicos de la ciudad.

El proyecto está formado por Isaac Padilla, Fabián Delgado, Jorge Sotomayor y el barista Fabrizio Sención, cada uno colabora de forma distinta en el espacio y debido a su experiencia previa en el sector restaurantero han creado una propuesta culinaria única.

“Éramos cuatro tipos que queríamos hacer algo, cuatro tipos sin dinero que buscábamos crear en grande”, expresa Fabián, chef del restaurante.

TE RECOMENDAMOS: El sentido de pertenencia

El restaurante es un proyecto hermano del bar Pare de Sufrir, Caligari Café, La Trompada, 5 pm, PalRealito y Café Estelar, proyecto de Fabricio y Jorge, que tiene un espacio dentro de PalReal dedicado a los clientes cafeteros.

“La fortuna fue que la gente nos conocía de los changarros que teníamos, nos ubicaban y recomendaban el lugar. Empezamos en la parte de abajo de la casa, no podíamos ni en sueños abrir la parte de adentro y de poco a poquito, conforme nuestras posibilidades y limitaciones hemos ido creciendo”, añade.

Una de las fortalezas de la empresa es formar un equipo de trabajo lleno de comunicación en lugar de problemas, con una ética de trabajo basada en la hermandad y en la innovación. En PalReal trabajan amigos y artistas que llegaron sin conocimientos gastronómicos o restauranteros y terminaron siendo grandes cocineros.

Mi hermanito llegó a los 15 años, lo pusimos a lavar trastes, ahora tiene 18 y es un ‘cocinerazo’. Sus amigos, puros skates son cocinerazos, cada día aprenden cosas nuevas, a veces nos equivocamos, pero es parte de la libertad que nos ha permitido expandir este proyecto”.

Su filosofía es brindar al cliente lo que ellos llaman hospitalidad líquida: amabilidad, atención y una constante búsqueda de nuevas propuestas gastronómicas para no aburrir el paladar de los comensales.

Para Fabián es importante ser un negocio trazable, responsable, ameno y con ingredientes mexicanos.

“Nuestro rollo es “trabajar felices”. Lo básico para nosotros es disfrutar, y vivir bien, contentos”, finaliza el emprendedor y chef.

REPL