El crédito detrás del séptimo arte

Diecinueve+36 se dedica a realizar la tipografía y animación de los créditos de muchas de las películas del cine mexicano. 
Maribel Martínez Galindo/Diecinueve+36
Maribel Martínez Galindo/Diecinueve+36

Ciudad de México

Cuando se aprobó la adopción de su hijo de 5 años, Maribel Martínez estaba lista para cambiar su vida, así que renunció a su trabajo como directora del área de animación y diseño en Televisa, donde trabajó durante 15 años, y fundó Diecinueve+36, un estudio de diseño de créditos para películas y branding corporativo.

“Cuando dejé Televisa estaba lista para ser mamá; con los horarios que tenía era complicado prepararme para hacer familia con mi niño, ahora ya tenemos 5 años juntos y gracias al estudio tengo control de mi tiempo y podemos convivir más”, explica.

TE RECOMENDAMOS: Mujeres en movimiento

Maribel inició formalmente su agencia en el 2012, sin embargo, antes de renunciar empezó a “dobletear” entre proyectos freelance y su trabajo en Televisa. Así que al emprender su negocio ya había hecho secuencias de crédito y diseño para siete películas.

“Nosotros llegamos una vez que la película está terminada, le aportamos ese extra tan importante al inicio y al final. El pastel es grande, en México se hacen cerca de 100 películas al año y hacemos menos del 15%, hay mucha brecha por abrir y puertas que tocar”.

Su primer cliente con Diecinueve+36 fue Fernando Rovzar para Navidad S.A., pero también ha trabajado créditos para películas como Words With Gods, Qué Culpa Tiene el Niño, Amor a Primera Visa, Nosotros los Nobles y A la Mala. La agencia debe su nombre a una de las coordenadas geográficas de la Ciudad de México, 19 grados, 36 minutos.

“Hemos repetido clientes y eso es un logro en esta industria que es muy de nicho, donde no solo es cuestión de tenerlos, sino de conservarlos. Reinventarte, tener diferentes estilos y conceptualizar distinto para que regresen”, cuenta la creativa.

Maribel trabaja bajo un esquema de colaboradores freelance, tiene pocas vacantes de tiempo completo. La mayoría son ilustradores, diseñadores y animadores muy talentosos que trabajan por proyecto.  

“Lo que hacemos es muy artesanal, a cada película le buscamos un estilo. Ponemos mucho detalle a la manufactura y a la calidad que se transmite a través de los ojos de un artista. No hacemos 3D, ni competimos con grandes producciones, tenemos nuestra personalidad”.

Diecinueve+36 ha sido reconocida en festivales donde compiten créditos de películas y series internaciones como el Festival de Austin, donde fueron los únicos mexicanos concursando con compañías como Netflix y HBO. También han sido premiados por The New York Festival y los Promax Awards.

 Su objetivo es trabajar con producciones estadounidenses, pero también colaborar con países como Argentina y Chile, quienes, afirma, están haciendo un trabajo increíble.

“Queremos hacer contenido propio dirigido a niños, educar y entretener a través de la animación con temas de personas que estén en situación de vulnerabilidad y diversidad”.

Maribel forma parte de la aceleradora para mujeres Victoria147, que a través de sus mentorías la ha ayudado a tener orden y claridad en la parte menos creativa de su negocio: los números y la administración.

“Para emprender necesitas valor y encontrar tu fortaleza. Si sólo es una ocurrencia, tu negocio está destinado a vivir poco tiempo, tienes que estar muy abierto a recibir consejos de los que sabe más y buscar asesoría”, finaliza Maribel.

REPL