Mi trabajo cayó de la nube

Nacieron en diferentes países y estudiaron distintas carreras, pero comparten la visión y el entusiasmo por emprender e innovar, además de coincidir en un punto geográfico. 
Vera Makarov,Yeri Arenas Torres, Volker Mueller y José María Pertusa/Apli
Vera Makarov,Yeri Arenas Torres, Volker Mueller y José María Pertusa/Apli

Ciudad de México

Fue en la Ciudad de México donde Vera Makarov, rusa-norteamericana, y el español José María Pertusa, detectaron la necesidad de transformar el proceso tradicional de reclutamiento de trabajos operativos, utilizando la eficiencia de la tecnología y la rapidez del emprendimiento. Junto al mexicano Yeri Arenas Torres y el austriaco Volker Mueller, fundaron  Apli, una empresa que consigue trabajos flexibles para personas precalificadas.  

La idea de crear estastartups surgió cuando los socios consideraron  que  “si miles de productos y servicios se piden a través del Smartphone, por qué no usar este medio para solicitar trabajo. En México hay 20 millones de personas que quieren ganar dinero en su tiempo libre, asegura José María, así como numerosas empresas que tienen problemas de ausentismo y de rotación. Esto se puede resolver rápidamente con tecnología”. Un click, un registro que muestre experiencia y una breve entrevista para obtener trabajo en un día.

TE RECOMENDAMOS: Niñeras profesionales a domicilio

Cuando nació Apli  en 2016, recibió el impulso de una inversión de fondos mexicanos (ALLVP, Sonar y Blue Box Ventures), a los dos meses de su creación estaba ya en el mercado y “desde entonces, ha conseguido 20 mil trabajos, 35 mil personas registradas en la plataforma, más de 400 clientes y en sus oficinas laboran alrededor de 30 personas, “la mayoría de ellas reclutadas por el sistema.

Actualmente cubre el área metropolitana de la CDMX y muy pronto estará en Guadalajara y Monterrey, además buscará extenderse a Latinoamérica.Seedstarsla consideró a Apli como una de las mejores startups mexicanas. Por ahora, está por recibir una segunda ronda de inversión, anuncia José.  

Los socios no comparten nacionalidad, ni formación académica, pero si la experiencia adquirida en grandes empresas, que los llevó a distinguir  la rapidez e impacto social del emprendimiento. “Con una sola acción una startups puede tocar miles de vidas”, asegura Yeri.

Las oficinas de Apli están en Numa Startup Mansion, considerado por sus integrantes como un lugar que ofrece inmejorables servicios operativos para que tú te dediques a la empresa, además de estar rodeados de emprendedores que te apoyan.

Vera, José, Yeri y Volker ven en México un lugar con grandes oportunidades para emprender, un ecosistema que crece, da energía y sentido al emprendimiento, con instancias como el INADEM, incubadoras, fondos y muchos proyectos enfocados a resolver problemas para facilitar la vida.   

REPL