Ciencia de datos para decidir

El éxito o fracaso de una empresa, ya sea pequeña o grande, depende del manejo de datos tanto internos como externos y así optimizar costos, tiempos, utilidades y recursos para tomar decisiones.
Luis Antonio Rodríguez/DataParagon
Luis Antonio Rodríguez/DataParagon

Ciudad de México

DataParagon  se encarga de asesorar a las pequeñas y medianas empresas en el manejo de los datos que generan, así como  de la información estadística, a fin de que tomen las mejores decisiones para su desarrollo y crecimiento. Es una consultoría creada por Luis Antonio Rodríguez, egresado de la carrera de Actuaria, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Luis Antonio decidió emprender en lo que sabe hacer: ciencia de datos y análisis proyectivo, para ayudar a cualquier organización a optimizar costos, tiempos, recursos, utilidades, a gastar en lo que deben, a predecir sus ventas, su demanda, cuidar la atención del cliente y su satisfacción.

Para este emprendedor, DataParagon se diferencia de otras del mismo ramo por  la precisión que hace que sus proyecciones tengan un mínimo de margen de error. Y si bien su consultoría está enfocada al mercado de las pequeñas y medianas empresas, su espíritu universitario lo llevan a apoyar gratuitamente a algunas organizaciones, con investigaciones sociales que pueden ser consultadas sin costo.

TE RECOMENDAMOS: Tecnología para la solidaridad

Para poder crear DataParagon, Luis Antonio recibió apoyo de la UNAM a través de un proceso de incubación y ya tiene dos años que arrancó su proyecto. Luis Antonio cuenta que al principio “trabajó pensando que,  con una sola herramienta podía atacar cualquier segmento de mercado, sin embargo la experiencia y los mismos clientes  fueron dando pauta para identificar sus necesidades específicas”. 

Actualmente, asegura Luis Antonio, DataParagon no sólo aumentó los segmentos de mercado, sino que ha identificado  sus necesidades para desarrollar algoritmos específicos para cada uno de ellos. Por ejemplo, menciona,  ya tenemos para bares y restaurantes;  para mayoristas y menoristas;  de inteligencia electoral, para que los candidatos hagan sus campañas.

En el último año ha trabajado para el Auditorio Nacional, identificando zonas donde  poner  espectaculares, entregar volantes y desplegar la promoción para los conciertos de alto riesgo. Además, está realizando el análisis estadístico y matemáticos de las investigaciones en la Facultad de Psicología,  de la Universidad Iberoamericana. El último año, confiesa Luis Antonio,  “ha sido de avances y mucho aprendizaje”.

Su facilidad con los números y las estadísticas lo motivaron a emprender en vez de emplearse en una oficina pública o privada. “Quiero que sea lo mío para siempre”, dice y confía en que su consultoría será una de las más reconocidas en poco tiempo.

REPL