Bloco, diseño que cambia la historia

Su estufa de leña evita la salida de dióxido de carbono al aire y filtra los gases para no afectar a la persona que cocina, ni al medio ambiente.
Leonardo Melo/ Bloco
Leonardo Melo/ Bloco

Ciudad de México

Cocinar con leña sin dañar la salud es posible, la solución se llama Bloco y fue creada por los colombianos Leonardo Melo y Santiago Mendoza, ingenieros industriales egresados de la Universidad Nacional de Colombia con sede en Palmira, quienes inventaron un fogón de leña portátil con base de cerámica y tubos pvc para comunidades rurales en pobreza extrema.

“Diseñamos Bloco versión 1.0 para direccionar las emisiones de CO2 fuera de la vivienda y así evitar que vayan directo a los pulmones de las personas, lo que ocasiona la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el cáncer de pulmón, causante de más de 4 millones de muertes al año en el mundo”, explica Leonardo.

Bloco pasó de ser un proyecto de titulación, a ganar el segundo lugar del concurso “Una Idea Para Cambiar la Historia” 2016, de History Channel.Gracias a los 40 mil dólares del premio desarrollaron nuevos prototipos con mejores aspectos técnicos y estructurales para crear Bloco 2.0, versión de resistencia más robusta que garantiza la funcionalidad de la estufa de leña en el contexto rural.

TE RECOMENDAMOS: El Uber del lavado

La idea surgió luego de visitar distintas zonas vulnerables del municipio de Candelaria y del departamento del Valle del Cauca en Colombia, ambos identificaron que las comunidades cocinaban con leña, actividad difícil de erradicar por cuestiones culturales, económicas y de localización.

“Queríamos desarrollar una idea con impacto social positivo. Fue muy satisfactorio ver cómo cocinaban con leña dentro de la vivienda sin humo en la casa. Las personas ya pueden secar la ropa adentro de la vivienda sin que se vaya a ahumar”, expresa Leonardo.

El proyecto inició en 2014, pero comenzaron a ejecutarlo un año después. Actualmente están en etapa de producción y esperan comercializarlo de forma masiva a finales de agosto o septiembre, una vez que hayan cumplido la normativa de emisiones.

México ha mostrado interés en comprar 5 mil estufas de leña, lo que reduciría su precio de 100 a 85 dólares a cambio de un producto eficiente, fácil de instalar y que garantiza comunidades sin humo.

“Nos importa México porque tiene una cultura muy semejante a la colombiana. Muchas comunidades cocinan con leña. Nosotros buscaremos todas las oportunidades para implementar las estufas en México”, comenta Leonardo, quien presentó Bloco en el marco del Campus Party en Guadalajara el mes pasado. Los contactos se han dado a través de redes sociales.

“A partir de la difusión en History Channel, la gente se acerca por Facebook, nos dicen: ‘tenemos tantas comunidades indígenas y queremos financiar tu proyecto’”.

Leonardo está convencido de que hay personas con ideas extraordinarias, pero con pocos recursos económicos, falta de tiempo y dedicación, que no convierten sus ideas en realidad hasta que alguien más lo hace y sienten una frustración indescriptible.

“Nos pasamos la vida soñando, pero también hay que hacer realidad esos sueños. Emprender es hacerlos reales, sobrepasar los obstáculos y aprender de cada caída”, finaliza.