Herencia emprendedora

Gracias a la experiencia de sus padres, los hermanos Ortiz lograron crecer su constructora y tener entre sus clientes a empresas como Walmart.
Karla Ortiz/ Muuk’
Karla Ortiz/ Muuk’

Ciudad de México

Karla Ortiz siempre quiso ser emprendedora, desde muy chiquita tuvo la certeza de seguir el ejemplo de sus padres y tener su propio negocio. Así que antes de graduarse de la carrera de Comunicación, ella y su hermano Roberto crearon Muuk’, una constructora de remodelaciones para empresas triple A.

Mis papás son arquitectos, tenían una constructora muy importante en México, pero justo al graduarnos de la universidad hubo una crisis económica muy fuerte en mi familia, teníamos muchas deudas y no teníamos dinero”, cuenta Karla.

TE RECOMENDAMOS: Pregúntale a LUZi...

Para los hermanos Ortiz sólo había dos opciones: mudarse a un pueblo y vivir de un negocio pequeño o crecer Muuk’ y hacerla en grande en la Ciudad de México; ambos decidieron aprovechar los conocimientos de sus papás y levantar la empresa.

Con solo 22 años, Karla cambió la producción de obras teatrales por la producción de obras civiles; se dedicó de lleno a administrar los recursos de la compañía, gestionar nóminas, recursos humanos, corridas financieras, y temas bancarios y de inversión.

“Nuestros primeros clientes fueron la UNAM, Televisa, Tv Azteca y Soriana. Tuve que sentarme con muchas personas, convencerlas del proyecto, que confiaran en mi capacidad y la experiencia heredada de mis papás para cumplir con los contratos”, recuerda Karla.

La empresa empezó con pequeños proyectos, pero gracias a su trabajo crecieron rápidamente y al tercer año de haberse constituido lograron trabajar para Walmart, que hasta ahora es uno de sus mejores clientes.

Muuk’ cumple 10 años este mes y ha tenido la oportunidad de remodelar bancos, cines, tiendas, por mencionar algunos.

Hemos cumplido con todos los compromisos que adquirimos, por eso seguimos creciendo; no nos enfocamos en los temores, sino en cómo lo haremos funcionar”.

Actualmente son 35 empleados en el área administrativa, pero para trabajar en la obra contratan personal externo, a veces hasta 300 personas. Han hecho proyectos en la CDMX, Monterrey, Tuxtla y Hermosillo; la mayoría son proyectos fuera de la capital.

El objetivo de Muuk’ es crecer la empresa y, además de remodelaciones mayores, entrar a al mundo de la construcción. Gracias a la aceleradora Victoria147 han logrado tener un mayor control del negocio y más orden financiero y administrativo.

“Hay un antes y un después de Victoria 147,la asesoría que nos dan ha sido muy valiosa, porque el crecimiento duele y entre más creces, las responsabilidades son más grandes. Nos ayudó a funcionar a gran escala, que fue quizá lo que a mis papás les faltó, se encargaron de ser arquitectos, pero dejaron de lado la parte del negocio”.

Para Karla es vital que las universidades además de enseñarte a hacer un currículum, te enseñen a emprender.

“Tienes que creer y estar consciente que emprender requiere un esfuerzo muy grande, porque si únicamente estás viendo las cuestiones económicas, difícilmente vas a lograrlo, tienes que estar dispuesto a luchar frente a todas las adversidades y tener un sueño lo suficientemente grande”, finaliza Karla.

REPL