Medicheck consultorios inteligentes

Entusiasta de la tecnología y de la medicina unió los dos temas y desarrolló una plataforma para modernizar la práctica médica. Este tapatío es finalista para el Premio Nacional del Emprendedor 2016.
Juan Manuel Arellano/Medicheck
Juan Manuel Arellano/Medicheck

Ciudad de México

"Para emprender necesitas cierto grado de inocencia", asegura Juan Manuel Arellano Hernández, y justamente fue la inocencia la que lo "empujó a echarse el clavado y no dejar de patalear para crear  Medicheck".

Medicheck es una plataforma digital que moderniza la práctica médica tradicional. Una herramienta, en versión web o móvil, para que los médicos lleven expedientes digitales, agenda, recetas, y estadísticas, entre otros datos.  Por su parte, los pacientes tienen la posibilidad de usar la plataforma, bajando una aplicación, para hacer citas por celular, ver sus recetas, tener alarmas de medicamentos y ver y compartir su historial clínico.

TE RECOMENDAMOS: Emprender a favor de la cultura

Juan Manuel, apasionado de la tecnología y estudiante de medicina, comenta que la idea de su emprendimiento  empezó cuando trabajaba como pasante en una clínica del IMSS; ahí consideró lo absurdo que resultaba el uso de expedientes habiendo tanta tecnología. Comprobó que esta práctica no se lleva a cabo solamente en el sector público, sino también en los consultorios y hospitales privados. Fue entonces que empezó a indagar sobre tecnologías que pudieran ayudar a resolver este problema. Encontró que sólo había programas extranjeros costosos y poco funcionales para implantarlos en México.

Estaba decidido a diseñar una idea y empezó a preguntar. Diseñó un modelo de negocios y una maqueta de la plataforma.

Sin embargo, el “parte aguas fue atender una convocatoria por la que ganó una beca. Se fue a estudiar emprendimiento y liderazgo a San Diego. Fue ahí en donde Juan Manuel abrió los ojos para ver el potencial de la idea y su impacto social. De regreso a México invitó a dos amigos para que se asociaran a la empresa. Jorge Gortárez, Administrador de Negocios Internacionales y a Álvaro Valadez, Ingeniero Industrial. Registró la marca y hoy está por dar el brinco para convertirla en una SAPI de CV.

Juan Manuel dejó momentáneamente de lado su carrera de medicina, por hacer caso a su instinto. Sabe que emprender es un riesgo y más, hacerlo en un medio tan tradicional como es sector médico”.

Considera que “ha crecido mucho en los últimos dos años y nunca se imaginó que iba a tener una empresa. Está contento por ser finalista para el Premio Nacional del Emprendedor 2016 en la categoría: estudiante emprendedor. “Independientemente de ganar o no, para este joven de 23 años es un gran aliciente para seguir esforzándose”.


REPL