Revivir la tradición

TUMBIKO, joyería hecha por artesanos mexicanos. 
Víctor Uribe/TUMBIKO
Víctor Uribe/TUMBIKO

Ciudad de México

La joyería artesanal de Guerrero tiene una larga tradición y reconocida fama. Sin embargo, en las últimas décadas, el mercado decayó, los diseños envejecieron y la comercialización se volvió obsoleta.

TUMBIKO es una empresa que ha reactivado talleres familiares  de joyería, en una zona de Guerrero que, en los últimos años, se ha visto afectada por problemas de narcotráfico y violencia. Actualmente trabajan con alrededor de 30 artesanos.

Los hermanos guerrerenses Víctor y Aldo Uribe, al ver cómo moría una tradición ancestral, empezaron por organizar concursos de diseño, para renovar los antiguos, y crearon un modelo de ventas por catálogo. De esta manera vincularon una red de diseñadores con una de artesanos, para hacer piezas únicas.

TE RECOMENDAMOS: WISUM, la respuesta inmediata

En el primer concurso participaron más de 80 diseñadores de 23 universidades de México y público en general. Los ganadores reciben regalías de las ventas, mantienen los derechos de la propiedad intelectual de sus diseños, y TUMBIKO tiene un permiso para su explotación comercial.

Víctor, quien estudió finanzas, trabajaba en un corporativo cuando surgió la idea de TUMBIKO. Planeó el proyecto junto con su hermano y socio, Aldo. Renunció al trabajo.

Poco tiempo después se dio cuenta que emprender  no es era tan sencillo, hasta que acortó la curva de aprendizaje  tomando un consejo: “siempre debes rodearte de personas que sepan más que tú, que hayan recorrido el camino, que tengan más experiencia”.  

El proyecto de TUMBIKO participó en la generación 2015 del programa POSIBLE y quedó entre los 100 ganadores, de 14 mil proyectos.

Hoy, las piezas de joyería se venden en su plataforma web y a través de la venta directa con su catálogo. Buscan internacionalizarse y crear una plataforma virtual, un nuevo centro de distribución y un showroom, para lo que lanzaron una segunda campaña de inversión en Playbusiness.

Víctor aconseja que si hay algo te apasione debes tomarlo para, así, tener un vida diferente y plena. 


REPL