“Que todos tengan chinampas en sus casas”

Jóskua y Amaury Abarca quieren promover con este proyecto que la gente produzca su propio alimento y coma sano.
Jóskua y Amaury Abarca/Chinampita
Jóskua y Amaury Abarca/Chinampita

Ciudad de México

Una alimentación sana es la clave de la salud. De eso están convencidos Jóskua y Amaury Abarca Cupich, dos hermanos que vivieron una experiencia trágica de salud y de la que salieron bien librados con sólo ingerir frutas y verduras.

Por eso fundaron House Cultivos Urbanos, una empresa que ofrece servicios de instalación de cultivos en domicilios particulares, así como la supervisión de su buen funcionamiento mediante un asistente digital personal.

Todo comenzó hace dos años cuando Amaury quedó paralizado después de haber tomado durante varios meses un medicamento contra el acné. Le habían diagnosticado exceso de ácido en las articulaciones. Ningún medicamento le funcionaba para contrarrestar el efecto y mientras tanto no podía moverse. Así que buscaron una solución alternativa y siguieron un tratamiento a base de jugos naturales y verduras.

TE RECOMENDAMOS: Viaje bueno, bonito y barato

Su hermano Jóskua y su madre se solidarizaron y siguieron la misma dieta, y luego de tres meses Amaury se recuperó y su hermano había bajado 20 kilos y su madre 11.

Sorprendidos del resultado de su nueva alimentación, decidieron hacer algo para ayudar a la gente a mejorar su salud. Así crearon House Cultivos Urbanos a fin de promover el consumo de alimentos naturales y orgánicos.

Hace dos años que iniciaron el proyecto, justo después de la recuperación de Amaury, pero aún están en busca de financiamiento para poder operar. Por eso se asociaron con una empresa productora de lechugas y con la Industria Mexicana del Bambú para crear Chinampita, un producto con cultivo hidropónico en una base de bambú.

La idea es que la gente arme chinampas en sus casas, produzca su propio alimento y coma sano. Con la venta de las chinampitas los hermanos Abarca pretenden obtener recursos para financiar su proyecto de cultivos urbanos.

Jóskua, de 23 años y Amaury, de 20, son considerados dos jóvenes líderes emprendedores por sus ideas innovadoras y participaron en el concurso Clean Tech Challenge con el proyecto de cultivos urbanos.

Después de la experiencia vivida, estos hermanos consideran que lo mejor que les pudo haber pasado es haber tomado la decisión de emprender y están seguros que su proyecto tendrá éxito.

"La clave es poder conquistar tus objetivos y no dejarte vencer por la frustración", afirma Jóskua.

REPL