S-CORE, herramienta para el talento deportivo

Plataforma digital para deportistas con talento que los conecta con grandes clubes o reclutadores.
Hugo Román/S-CORE
Hugo Román/S-CORE

Ciudad de México

Muchas veces el talento deportivo no es aprovechado porque no se detecta a tiempo o porque no hay las suficientes oportunidades para destacar y conseguir un promotor es verdaderamente un milagro.

Por eso, Hugo Román creó S-core, una plataforma digital para deportistas con talento que los conecta con grandes clubes o reclutadores.

Mediante esta aplicación los deportistas pueden darse a conocer y mostrar sus habilidades mediante videos y estadísticas que podrán ser vistos por promotores que están en busca de jóvenes con gran potencial deportivo.

Si bien los interesados pueden subir su propia información, S-core también hace la tarea de un promotor. Tiene el servicio de buscar a jugadores que destaquen en su actividad, darles seguimiento en sus partidos y filmarlos, hacer una estadística de sus logros y negociar su ingreso a los clubes.

TE RECOMENDAMOS: Aprenden a ahorrar jugando

Su idea tiene origen en sus propias frustraciones como deportista, según platica, cuando quiso destacar en el fútbol soccer pero se topó con varios obstáculos que le impidieron lograr su sueño.

Así que ahora quiere ayudar a esos soñadores. Desde hace un año comenzó a trabajar en su proyecto y luego lo presentó en un concurso de Grupo Expansión. Lo seleccionaron para ingresar a una incubadora de negocios donde recibió el apoyo para concretarlo.

Hugo se ve como un gran visor de alta calidad de deportistas a quienes les pueda facilitar su búsqueda por sobresalir.

Quiere que S-core se convierta en el referente número uno en estadística en cada deporte, no sólo del fútbol aunque reconoce que éste es el más popular en México pero también el más complicado.

Hugo tiene el impulso de la juventud pues apenas tiene 24 años. Y además, tiene la motivación de convertirse en emprendedor, algo que decidió hace poco cuando en un curso escuchó decir a altos directivos de grandes empresas que estaban arrepentidos de no haber iniciado en los negocios cuando eran más jóvenes.

“De ahí tuve la cosquillita y es ahora cuando quiero empezar”, dice Hugo.

REPL