Calidad para llegar al mercado

Ella es Ingeniería en Alimentos, no encontraba empleo y decidió ofrecer asesoría a pequeñas empresas y emprendedores del sector alimenticio para estandarizar, estabilizar y legalizar su producción.
Gabriela Ochoa Manzo/I2D
Gabriela Ochoa Manzo/I2D

Ciudad de México

I2D (Innovación, Investigación y Desarrollo), busca apoyar, principalmente a pequeñas empresas y emprendedores del sector alimenticio, estandarizando fórmulas para darles calidad, estabilizando la elaboración de los productos para que siempre tengan el  mismo sabor. Así también ofrece asesorías para que se cumplan las normas oficiales de empaque y etiquetado que exige COFEPRIS”, afirma Gabriela Ochoa, fundadora de esta empresa.

Es como una incubadora de productos alimenticios y bebidas, afirma Gabriela, pues ofrece asesorías a muchos emprendedores que producen caseramente y quieren salir al mercado a venderlos pero, no saben cómo darles siempre el mismo sabor, o qué hacer para que duren más tiempo, o cuáles son las normas oficiales que hay que cumplir en los empaques y etiquetado, que muchos de ellos ignoran y, al no cumplirse ser acreedores a multas y sanciones.

Gabriela nació en Morelia Michoacán y estudio en Guadalajara la carrera de Ingeniera en Alimentos. En la capital tapatía, conoció la Cámara de la Industria Alimenticia que apoya al sector, instancia que no existe en Michoacán y ella vio en “esta ausencia una oportunidad, cuando regreso a vivir a Morelia y no encontraba un empleo. Así nació su proyecto de asesorías para el sector alimentario y su sueño por crear, en el futuro, una cámara de la industria alimenticia michoacana.    

TE RECOMENDAMOS: Experiencias saludables con realidad virtual

Empezar, comenta, fue difícil, pues encontró que la gente desconocía el servicio que ofrecía y la carrera que había estudiado. Con ayuda de su mamá, quien es químico-farmacéutica, comenzó con el proyecto en 2012. Durante cinco años ha trabajado como persona física, le ha ido bien y trabaja para algunas empresas y asesora a varios emprendedores. Actualmente está por terminar una incubación en  BlueBox Ventures para “formalizar la empresa I2D  (Innovación, Investigación y Desarrollo) y crear  un laboratorio.

Para Gabriela Ochoa, I2D representa un largo camino de esfuerzo, informando y formando a la gente sobre la importancia de sus servicios, convenciéndola de las bondades de la  Ingeniería en Alimentos y demostrando que “ella no es chef, ni nutrióloga”, asegura con humor. Hace 5 cinco años, tuvo que decidir entre estudiar un doctorado o emprender, hoy tiene en mente crear la primera Cámara de la Industria Alimenticia de Michoacán”.

REPL