Get In, el mercado da valor a la idea

Saber cómo se mueven los celulares, principalmente en los centros comerciales, para enviar notificaciones precisas a personas pertinentes, eso es lo que hace Get In.
Anabel Trejo y Francisco Álvarez Blanco/Get In
Anabel Trejo y Francisco Álvarez Blanco/Get In

Ciudad de México

Para Francisco Álvarez Blanco el valor de una idea es subjetivo, el verdadero valor se lo da el mercado… “si te pagan por lo que haces”, afirma, quiere decir que tu idea, proyecto o producto son buenos. Tu cliente o usuario potencial tiene que percibir que el producto tiene valor, que no es una “llamarada”, y que el tiempo le dará la razón  

Francisco y Anabel Trejo, su socia, se conocieron hace más de dos años en un evento convocado por una de las aceleradoras de negocios más importante del mundo. Los dos compartían la inquietud de emprender un negocio por su cuenta. Así empezó la historia.

Trabajaron muy duro en la planeación y en armar un plan de negocios. Así nació Get In, una plataforma para conocer el comportamiento de la gente mediante el celular. Cómo se mueven los celulares, principalmente en los centros comerciales, para enviar notificaciones precisas a las personas pertinentes. Para llevarlo a cabo, tuvieron que importar tecnología,  muy específica, de Japón.

TE RECOMENDAMOS: Sanantia, el tratamiento oportuno

El programa piloto, nos informa Francisco, se hizo con una cadena de cines. Ésta pedía enviar mensajes muy precisos con información de horarios y películas a personas con ciertas preferencias, y que estaban muy cercanas a la sala de cine. Esto es, notificaciones “personalizadas”, lo cual redunda en una mayor efectividad para conseguir el efecto deseado. 

Para el desarrollo de su plataforma, Get In recibió apoyo del Instituto Nacional del Emprendedor. Y aunque el financiamiento es una cuestión fundamental, Francisco y Anabel tuvieron que enfrentar otros problemas y darles una solución, ¿cómo?  Haciendo equipo. 

Francisco advierte que “es difícil empezar, que nadie piense lo contrario”. Considera que al divulgarse con más frecuencia historias de éxito, que las de fracaso, provoca un exceso de confianza en algunos emprendedores.

Emprender “es como una carrera de resistencia”, pero quien resiste y es inteligente, tiene muchas posibilidades de llevar adelante sus ideales y alcanzar el éxito. Para él la decisión más importante al iniciar un proyecto, es con quien te asocias. “Hay que hacer equipo con personas buenas, con ideales y en la que puedas confiar plenamente”.


REPL