Aprender con rapidez y profundidad

Una de las virtudes de los videosjuegos es que nadie necesita un instructivo para usarlos y son divertidos. Ncite trae lo mejor de esta tecnología para usarla con empresarios y en la educación.
Fernando Revilla/Ncite
Fernando Revilla/Ncite

Ciudad de México

Basada en la filosofía de los videojuegos, Ncite desarrolla software para  simulaciones de liderazgo, capacitación, adiestramiento, entre otros temas. Así, los usuarios  aprenden con rapidez y profundidad, asegura Fernando Revilla, Director General y uno de los cuatro socios que fundaron esta empresa.

“Un videojuego tiene la virtud de que las personas aprenden a usarlo sin que nadie les enseñe, genera problemas y alternativas para que el usuario los resuelva de manera divertida, y la experiencia resulta muy significativa y enriquecedora”.

Eso dice Fernando quien, después de 20 años de una exitosa carrera corporativa, decidió aceptar la invitación de integrarse a esta empresa para hacer algo que le gusta mucho, tecnología.

TE RECOMENDAMOS: Agente de cambio

Ncite inició hace dos años y lo hizo “con el pie derecho, pues antes de la idea, como  generalmente comienza un emprendimiento, apareció el cliente. Una empresa de telefonía canadiense, que requería una simulación para liderazgo”. En estos dos años han trabajado también para Coca Cola Europa y están en negociaciones con una importante plataforma española y un Gobierno regional de México. 

Los cuatro socios de esta empresa “son muy distintos pero se complementan”.  Jorge Chávez es un genio en Unity Mecanim, Abraham Morales, un chico joven y movido, viene del mundo del video juego y Jochen Siess trabajó en una de las empresas de video juego más grande del mundo.

Fernando, originario de España, afirma que México es un lugar muy  bueno en términos empresariales, porque tiene un mercado interno enorme y sofisticado. Un entorno emprendedor cada vez más fuerte, que en los últimos tres años ha adelantando mucho.

Un ejemplo de este gran avance es CoWdf Condesa, sede de Ncite. Más allá de un lugar para trabajar en óptimas condiciones, un sitio con la oportunidad de conocer a otras empresas y aprender de sus experiencias, así como asistir a muchos eventos interesantes que le dan perspectivas interesantes.

Fernando considera que haber trabajado en un corporativo antes de emprender, le dio estructura para evitar errores. Que fue un paso muy duro dejar la seguridad de un trabajo de esta naturaleza y es angustiante cuando das el paso al vacío.  

Su consejo para quienes empiezan a emprender es que, cuando surjan las dificultades, piensen “que uno está a ahí porque se lo buscó y debe disfrutarlo”, finalmente el trabajo y la paciencia dan buenos resultados.

REPL