Tu tesis impresa sin salir de casa

Imprimir la tesis desde tu casa y tenerla lista en 72 horas es posible gracias a Tesista, una startup que busca facilitarles la vida a miles de estudiantes. 
Diego Díaz Giammarino/Tesista
Diego Díaz Giammarino/Tesista

Ciudad de México

Diego Díaz es venezolano de 24 años egresado de la carrera de Comunicación de la Anáhuac que se dio cuenta de la pesadilla que era para sus compañeros imprimir la tesis. No sólo era tardado y poco práctico, sino que por estudiar en una universidad privada imprimir era 50 por ciento más caro.

“Estaba seguro que se podía hacer por internet, pero al investigar me di cuenta que no existía el servicio digital, era todo muy arcaico. Así que llamé a todas las imprentas de la Ciudad de México y confirmé que era verdad el aumento de precios para alumnos del Tec, el Itam y la Ibero, además sólo aceptaban efectivo para evadir impuestos, era como una mafia”.

TE RECOMENDAMOS: El crédito detrás del séptimo arte

En lugar de ir en contra, Diego fue contracorriente y fundó Tesista, la primera imprenta 100 cien por ciento digital de tesis en México, donde a través de una plataforma web subes un archivo PDF, seleccionas el empastado y el método de pago y una vez liquidado el servicio (el cual tiene un costo proporcional al número de páginas), la tesis llega a tu casa en 72 horas o menos.

Diego puso a prueba Tesista con sus compañeros de la Anáhuac y gracias a la difusión en Facebook, el piloto resultó muy exitoso, “era un servicio que estaban buscando”. De mayo a la fecha ha vendido 200 tesis para 10 universidades nacionales distintas.

“Los resultados han sido maravillosos. Nuestro modelo es muy transparente, pagas por lo que escribes y sabes por lo que estás pagando, a diferencia de las imprentas que te hacen paquetes confusos y los precios son muy variables”, expresa Diego.

Tesista tiene sus propias impresoras y un proveedor de empastado, lo que les permite tener mejores precios sin exigir un mínimo de compra. Por ahora sólo operan en la CdMx, pero Diego estima que más de mil universidades en México exigen tesis como requisito de titulación y al menos 200 mil alumnos requieren servicios de impresión.

Diego planea ofrecer un servicio de impresión de 48 y 72 horas, pues una constante es sus clientes es la búsqueda de rapidez.

Tesista tiene un gran potencial de  crecimiento, hasta en Budapest exigen tesis impresas, y este servicio no existe en ninguna parte. Me apasiona mucho el proyecto, yo mismo hice la página web, fueron horas, horas en pijama todos los días hasta lograr lo que quería.”

La única herramienta de publicidad que ha usado Diego ha sido Google AdWords, pero la publicidad más efectiva que ha tenido son los precios justos.

Tesista ha sabido interpretar las necesidades de su mercado, incluso ha impreso tesis ecológicas para la Uni.versidad del Medio Ambiente. “Mi papá es biólogo, así que creamos un empastado de papel craft para ellos, era material reciclado, quedaron muy contentos”.

A Diego el emprendimiento le viene de familia, su papá tiene su propia ONG, así que cuando llegaron a México hace tres años estuvo buscando cómo innovar, pues su carrera es una de las más competidas.

“Veo a Tesista en toda Latinoamérica, no sé cuánto tiempo les quede a las tesis impresas, yo calculo unos 15 años porque las universidades se van renovando, pero veremos cómo reinventarnos para seguir existiendo”, finaliza el joven emprendedor.


REPL