Sin temor al cambio

Saben a dónde se dirigen, cuál es el problema que atienden y cómo generar un cambio; son organizaciones y empresas sociales que logran sus objetivos.
Cynthia Aguilar /Ideal Social
Cynthia Aguilar /Ideal Social

Ciudad de México

“Para que un proyecto de alcance social tenga el mayor impacto posible, hay que fortalecer la unidad, desarrollar las capacidades emocionales, apoyar la resolución de problemas y de liderazgo, tanto del equipo de trabajo como de los beneficiarios”, manifiesta Ideal Social, la consultoría fundada por Cynthia Aguilar, quien es formadora en Inteligencia Emocional y Empoderamiento.

“Inteligencia emocional, puntualiza Cynthia,  es la capacidad de reconocer las emociones propias y ajenas, saber gestionarlas y poseer un auto concepto de valor y poder” y ella sabe de lo que habla.  

Cynthia tomó el camino del emprendimiento después de haber trabajado más de una década en una empresa de telecomunicaciones y considerar que sus expectativas emocionales y profesionales no estaban cubiertas. Entonces creó Experiencias Bacuza, buscando formar jóvenes con salud emocional que se convirtieran en líderes para resolver problemas diversos. Trabajó un año en este proyecto, hasta que se abrió un área de oportunidad, a la par, con la ONG Terra Social.

TE RECOMENDAMOS: Al rescate del Smartphone 

De esta manera, nace Ideal Social,cuyos objetivos son maximizar el impacto de las organizaciones sociales a través de la capacitación del equipo de trabajo con herramientas de gestión, innovación y desarrollo comunitario, así como lograr la integración comunitaria y su empoderamiento.

¿El camino? talleres, conferencias genéricas y específicas para cada caso, para cada empresa; además de consultorías y ejercicios de participación e inclusión social con los beneficiarios,  analizando el contexto en donde es realizado el proyecto. Todo esto para “lograr que las  organizaciones lleguen más lejos y a más gente”.

Actualmente Ideal Social está llevando a cabo “su misión de empoderamiento basado en la autoconciencia, para convertir a las empresas y personas en agentes de cambio con una teoría, una  estrategia de intervención social y un proceso de empoderamiento comunitario eficiente, porque ese el futuro del impacto social”.

Cynthia es una emprendedora valiente sin temor al cambio, tal vez por ello su recomendación para todos aquellos que tienen una idea o proyecto que buscan lograr impacto social, es que “se lancen y tengan la habilidad de aprender de cada momento”.

REPL