El mundo prodigioso de Cristina Ramella

Vende en más de 30 tiendas alrededor del mundo, sus diseños han aparecido en las revistas más importantes de la moda y grandes personalidades  de este sector  portan algunas de sus joyas.
Cristina Ramella
Cristina Ramella

Ciudad de México

Cristina Ramella, dice no haber “descubierto  el agua caliente”, su marca de joyería diseñada en 3D, está inspirada en su propia experiencia,  creatividad y crecimiento personal, sus viajes han alimentado su originalidad.

Cada pieza deja de ser meramente decorativa y se convierte en parte de la vida de quienes las llevan, dice esta mujer quien hace tres años creo su marca de joyería y hoy vende en más de 30 tiendas alrededor del mundo. Y precisamente la representación de un mapamundi en diferentes piezas es la que da identidad a la marca, incluso “está patentada”.

Cristina nació en Milán, Italia, estudió Diseño Industrial y el amor la trajo a México. Por el trabajo de Armando, su esposo, vivió en Nueva York cinco años, ahí tomó la decisión de emprender un negocio. Qué mejor que joyería donde podía aplicar sus conocimientos en diseño, arquitectura y el arte contemporáneo que le seduce. Tomó un curso de alta joyería.

TE RECOMENDAMOS: Emprender y empoderar

De regreso a México Cristina se estableció en Querétaro donde formalizó su empresa, y su éxito fue vertiginoso. Hoy su marca es reconocida en el mundo entero. El 70 por ciento de las ventas se hacen en línea, lo que representa, la confianza que hay frente a la marca.

Cristina asegura que no ha ido fácil, sobre todo en la parte de balancear su vida laborar con la personal y llevar el negocio a su máximo potencial. Sin embargo, ve con satisfacción que, día a día, lo va logrando y es un ejemplo para que otras mujeres se animen a emprender.

Desde hace un año, está inquieta diseñadora, se acercó a Victoria 147 en donde ha recibido valiosa ayuda para cambiar de perspectiva y llevar al siguiente nivel el negocio.¿Un socio? Estaría encantada de tenerlo, pero tendría que  ser una persona especial en quien confiar y apoyarse.  

Cristina piensa que hay tantos caminos para emprender, como personas, por eso es difícil dar consejos, sin embargo recomendaría, alejarse de las voces que te distraen o desalientas de tus propósitos.

¿Cuál es el sueño de Cristina para la marca? Que vaya más allá de la joyería, hacer otros productos, como bolsas, por ejemplo. Que sea una marca internacional y llegue a cada rincón del mundo. Sabe que eso es ambicioso pero ella necesita ponerse metas.

REPL