El arte de crear cerveza

A tres años de iniciado el negocio, la cerveza Arteza Brewery Co. es referente entre las cervezas artesanales y se vende en 15 estados de la República.
Maximiliano Alonso y Francisco Santibañez /Arteza Brewery Co.
Maximiliano Alonso y Francisco Santibañez /Arteza Brewery Co.

Ciudad de México

Crear una cerveza artesanal fue toda una experiencia emprendedora para Francisco Santibañez y Maximiliano Alonso quienes encabezan la empresa Arteza Brewery Co.

Comenzaron, literalmente, en el jardín de la casa de los padres de Francisco en el Distrito Federal (hoy la Ciudad de México) utilizando una hielera a la que le adaptaron un sistema hidráulico que les permitiera nivelar la temperatura de líquido que pretendían convertir en cerveza, pero no funcionó. Así que después de varios intentos y fracasos decidieron recurrir a profesionales e invertir una cantidad considerable de dinero a fin de tener un equipo de primera línea que les permitiera tener un mejor control de calidad de su producto.

A tres años de iniciado el negocio, la cerveza Arteza Brewery Co. es referente entre las cervezas artesanales y se vende en 15 estados de la República.

TE RECOMENDAMOS: Medida justa para emprender

La idea de crear una cerveza artesanal surgió luego de que Maximiliano, quien es originario de una villa cervecera en Argentina, consideró que podrían crear una cerveza con mejor calidad que las industriales y se lanzaron a la aventura.

Tuvieron que pedir dinero prestado a amigos y familiares así como a instituciones financieras pues se dieron cuenta que la única forma de crear un producto de calidad era endeudándose.

Gracias a esto y al trabajo en la planeación estratégica pudieron crecer aceleradamente y en un año doblaron sus ventas. Actualmente producen 8 mil cervezas al mes.

“Nuestro éxito es la calidad, hemos preferido perder mucho dinero y tiempo con tal de que el producto fuera bueno”, comenta Francisco.

¿Las dificultades?La competencia con las grandes compañías cerveceras y el alto costo fiscal para las empresas que producen cerveza artesanal ya que éstas pagan el 44 por ciento de impuestos mientras que la cerveza industrial paga sólo el 8 por ciento.

Pero tanto Francisco como Maximiliano confían en que cada vez habrá mayor demanda de cerveza de calidad y consideran que ésta sólo se encontrará en la cerveza artesanal. 

El consejo que dan a los que quieren emprender es confiar en su producto y buscar la forma de financiarse, ya sea por su cuenta o a través de los apoyos que ofrecen instituciones gubernamentales.

REPL