Vigilante de Gran Altura

Conocían la tecnología de “picosatélites” y decidieron llevarla a su proyecto de red inalámbrica para ciudades inteligentes y, más, extenderlo para llegar a lugares en donde no hay una red celular.
Andrés Sabas/Beelan
Andrés Sabas/Beelan

Ciudad de México

Beelan, es una red de internet de las cosas (internet T), una plataforma que ofrece una cobertura para conectar dispositivos en vehículos, animales y aparatos, para monitorearlos y enviar mapas y estadísticas que permite saber en dónde están, cómo se mueven y hacía qué lugar”, afirma Andrés Sabas, uno de los primeros impulsores del movimiento maker en México y cofundador de Inventor’ House, el primer hackerspace y Coworking de Aguascalientes, además de cofundador de Beelan.

TE RECOMENDAMOS: Tecnología para la inclusión

“Esta es una red de baja potencia y costo enfocada, principalmente, a empresas que quieren monitorear, por ejemplo, sus vehículos o personal -afirma Andrés- pero también puede utilizarse en zonas naturales protegidas, para saber cómo se mueven los animales, si están vivos; medir niveles de ríos y presas; o en medidores de energía eléctrica o de agua y conocer su estado; y, hasta en cuestiones más cotidianas, como monitorear mascotas”.

Asimismo la idea es llegar a comunidades aisladas y ofrecer una red básica para emergencias. Beelan se basa en los picosatélites o cubesat, una tecnología usada en prácticas escolares, donde el aparato dotado de un GPS se eleva en globos hasta 20 kilómetros de altura y desde ahí envía información elemental.

Durante un año, Andrés Eduardo y cinco socios, trabajaron en el proyecto. Además tienen un contacto en Silicon Valley que trabaja la parte de costos y de Pitch, a control remoto. Por lo pronto, lanzaron un demo de Beelan en Jalisco Campus Party.Ahí tambiénparticiparon en un Hackathon, actividad que les permitió validar la plataforma con los hacker participantes.

La red empezará a funcionar en Aguascalientes, “pues es un valle pequeño, sin grandes obstáculos, así podrán probar su funcionamiento e ir realizando los ajustes necesarios para extenderla a otros lugares”. Por otra parte, menciona este joven emprendedor, que han tenido pláticas con ganaderos chilenos y argentinos interesados en los servicios de Beelan.

Andrés Sabas y dos de sus socios forman parte del movimiento maker, y reconocen que esta experiencia ha sido esencial para emprender Beelan, la red de internet de cosas que busca convertirse en un vigilante de gran altura.

REPL