Trump pegará al turismo, advierte CEO de Marriott

La industria privada comienza a organizar eventos en otros países debido a las restricciones migratorias.
Uno de los hoteles de la cadena en Ciudad de México.
Uno de los hoteles de la cadena en Ciudad de México. (Araceli López)

El jefe de la compañía hotelera más grande del mundo advirtió que las políticas de inmigración de Donald Trump perjudican a la industria del turismo de Estados Unidos, y sumó su voz a las preocupaciones de que los viajeros internacionales evitan al país este año.

Arne Sorenson, director ejecutivo de Marriott International, dijo que los turistas son el grupo con más probabilidad de evitar viajar a EU este verano, aunque hay señales de que las compañías y las conferencias también eligen organizar eventos en otros países debido a la incertidumbre sobre las restricciones de entrada a EU.

Si bien la fortaleza del dólar desalienta a algunos viajeros, Sorenson dijo que los esfuerzos de la administración Trump para imponer una prohibición de viaje a visitantes de algunos países afectó la reputación del país como un destino amigable.

“Las acciones de la nueva administración de EU en torno a los viajes no son de ayuda”, dijo Sorenson a Financial Times en la inauguración oficial del hotel Marriott Marquis en Houston, Texas. “No hay duda. No hay manera de anticipar que serán buenas noticias”.

Sorenson dirigió la adquisición que hizo Marriott por Starwood Hotels & Resorts el año pasado por 14 mil 600 millones de dólares, un acuerdo que transformó al grupo en la compañía hotelera más grande del mundo por número de habitaciones.

Su advertencia se produce después de que Dara Khosrowshahi, director ejecutivo de Expedia, la agencia de viajes en línea más grande por reservaciones brutas, dijo que los hoteles y las líneas aéreas reducen sus precios en medio de la caída en el interés de visitar Estados Unidos.

Las compras de bienes y servicios relacionados con viajes y turismo que hacen los visitantes internacionales a EU cayeron 1 por ciento en enero de 2017 en comparación con enero de 2016, de acuerdo con la Oficina Nacional de Viajes y Turismo.

El mes pasado, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por su sigla en inglés), un organismo de la industria, dijo ya están las “primera señales” de un aumento en el “sentimiento antiestadunidense” entre los turistas.

El WTTC pronosticó que el sector de viajes y turismo, que contribuyó con 1.5 billones de dólares a la economía estadunidense, 8.1 por ciento de su producto interno bruto en 2016, crecerá 2.3 por ciento en 2017, una contracción de 0.5 puntos porcentuales en comparación con el año pasado.

“Tratamos de alentar a la administración a decir: si bien trabajamos en algunos de estos otros asuntos (como los riesgos de seguridad), en realidad queremos comunicar la bienvenida al resto del mundo y fomentar el turismo”, dijo Sorenson. “Evidentemente esa voz todavía no se oye mucho, pero vamos a continuar trabajando en eso”.

Sorensen dijo que aún es demasiado pronto para evaluar la magnitud de cualquier caída en el turismo, y la posibilidad de un fuerte crecimiento del PIB de Estados Unidos este año, incluso ayude a impulsar el sector.