Deutsche Bank acentuará recorte de personal en EU

El banco con sede en Alemania se vuelve a enfocar en los clientes empresariales en Europa y también desiste de actividades financieras corporativas en Asia.
La institución financiera también se comprometió a reducir sus operaciones de mercados.
La institución financiera también se comprometió a reducir sus operaciones de mercados. (Kai Pfaffenbach/Reuters)

Nueva York

Deutsche Bank intensificará sus esfuerzos para eliminar a los empleados con bajo desempeño, de acuerdo con el nuevo copresidente de la división de la Nanca de Inversión en problemas, ya que trata de emular a sus rivales de Wall Street, como Goldman Sachs.

Mark Fedorcik, jefe de Finanzas Corporativas de Estados Unidos, a quien promovieron la semana pasada al puesto adicional de copresidente de Banca Corporativa e Inversión, indicó que vendrán más recortes, y le dijo al Financial Times que ahora Deustche “hace un trabajo mucho mejor sobre una base sistémica en la evaluación del personal con bajo desempeño”.

El nuevo directivo destacó que Deutsche quiere parecerse más a Goldman con respecto a llevar a cabo recortes rutinarios de forma general de 5 por ciento del personal con menor desempeño cada año.

Christian Sewing, el nuevo director ejecutivo del banco con sede en Fráncfort, se comprometió a reestructurar la división global, la más grande de la institución, ya que trata de poner fin a años de pérdidas y litigios. El banco ya llevó a cabo grandes recortes en Estados Unidos, entre ellos el cierre de la oficina de Houston, que Deustche abrió hace cuatro años en un intento por competir con los principales bancos de gas y petróleo, como JPMorgan Chase y Citigroup.

“La moral en realidad es bastante buena; la gente está animada por la situación y el estado del cambio”, dijo Fedorcik, un especialista en préstamos que comenzó en Bankers Trust y se unió a Deutsche durante la fusión entre los dos bancos de 1999. “La gente quiere estar enfocada, quiere ver que salgan los de peor desempeño”.

En 2017, Deutsche eliminó para todos, con excepción de los novatos, los bonos relacionados con el desempeño, lo que desató una nueva ola de salidas del banco, que ya había perdido una gran cantidad de talento cuando el precio de sus acciones se desplomó a niveles récord mientras que las de sus rivales se recuperaban.

Bajo la gestión de Sewing, quien dirigió la banca minorista de Deutsche antes de su promoción como director ejecutivo, el banco se vuelve a enfocar en los clientes empresariales en Europa y recorta las actividades financieras corporativas en Estados Unidos y Asia. Deutsche también se comprometió a reducir sus operaciones de mercados, como los capitales, las operaciones de tasas de interés y corretaje institucional, ya que busca disminuir su balance y su nivel de apalancamiento.

Una persona familiarizada con el esfuerzo de reestructuración en todos los negocios de mercados de Deutsche dijo que allí está en marcha un enfoque similar: el despido de los empleados con bajo desempeño en unidades buenas, así como el de los empleados que tienen buen desempeño en unidades malas.

Los recortes totales en todo Estados Unidos podrían llegar a ser de alrededor de 10 por ciento del personal, de acuerdo con personas familiarizadas con los planes. El banco tenía 10 mil 300 empleados en Estados Unidos a finales de abril, aproximadamente una décima parte de la fuerza laboral global, y ya recortó cerca de 400.

Los ingresos de la Banca de Inversión de Deutsche en el primer trimestre presentaron una caída de 27 por ciento en comparación con el año anterior, la más grande entre sus pares, mientras que su descenso de 10 por ciento se encuentra entre los tres peores entre los ingresos de operaciones.

La batalla que tiene el banco contrasta con la de JPMorgan y Morgan Stanley, grupos que se revitalizaron con la combinación de impuestos más bajos, tasas de interés más altas y una regulación más suave bajo la administración de Donald Trump.

Deutsche “se encuentra desangrándose de personal en los últimos tres años y medio”, dijo un reclutador en Nueva York. “Ofrecen paquetes de compensación agresivos para contratar gente”.

Fedorcik dijo que el nivel de contratación de este año sería mucho menor que el del año pasado, cuando Deutsche se llevó a más de 30 directores gerentes externos. Pero el banco buscará sumar personas aquí y allá, dijo, con la aparente bendición de Sewing, quien en su cargo como director ejecutivo ya realizó dos viajes a Estados Unidos en menos de cuatro semanas.

“No podría estar más claro: el mercado de banca de inversión de Estados Unidos es uno de los más importantes del mundo y estamos comprometidos con él”, concluyó Fedorcik.