Delphi y BMW se unen por la autoconducción

Para desarrollar la tecnología, Intel suministra los chips y Mobileye los sensores para los vehículos.
Uno de los modelos de Delphi.
Uno de los modelos de Delphi. (Stephen Lam/Reuters)

El fabricante de autopartes Delphi se une a un consorcio liderado por BMW que trabaja en el desarrollo de un vehículo totalmente autónomo para 2021.

El verano pasado, BMW, Intel y Mobileye unieron fuerzas para fabricar coches de autoconducción, con el objetivo de crear un plan de acción de la industria para la tecnología.

El trío dijo en ese momento que otras compañías, tanto fabricantes de automóviles como grupos de tecnología, serían bienvenidas para unirse a sus esfuerzos. Mientras que Intel suministra los chips y Mobileye los sensores, Delphi construirá los sistemas que integren la tecnología al vehículo.

Un reto clave en la venta de vehículos de autoconducción es reducir el precio de una tecnología muy cara, como los sistemas láser, y hacer que el voluminoso kit entre en la carrocería del coche.

Klaus Frölich, miembro del consejo de BMW, dijo: “Desde el principio diseñamos nuestra sociedad como una plataforma no exclusiva para esta tecnología del futuro”. “Con la incorporación de Delphi fortalecemos significativamente nuestro desarrollo de conducción automatizada y damos un paso importante para la difusión de esa tecnología en la industria”.

Amnon Shashua, cofundador de Mobileye, dijo: “La experiencia de Delphi en el campo, al igual que su larga historia de integrar sistemas complejos, la convierten en una opción muy apropiada para unirse a la sociedad”.

Brian Krzanich, director ejecutivo de Intel, dijo: “En menos de un año los equipos conjuntos lograron avances sustanciales para entregar una plataforma escalable de conducción autónoma y están en camino para entregar 40 coches piloto en la segunda mitad de este año. Sumar a Delphi como socio de integración ayudará a acelerar la introducción de los coches autónomos en las calles de varios fabricantes y ofrecer una diferenciación a los clientes”.

En marzo, Intel anunció la compra de Mobileye por 15 mil 300 mdd, en una medida que une el futuro del fabricante de chips al éxito de los vehículos de autoconducción. Delphi recientemente se comprometió a enfocarse más separar su división de tren motriz, que representa alrededor de una cuarta parte de los ingresos del grupo.

Kevin Clark, director ejecutivo de Delphi, dijo: “Esta es una gran oportunidad para que Delphi utilice su conocimiento y experiencia técnica con la conducción automatizada y la arquitectura eléctrica para ayudar a la alianza a desarrollar y desplegar a escala. La cercana relación de trabajo que tenemos con los tres socios funciona como una base sólida para el éxito”.

Los fabricantes de automóviles toman enfoques totalmente diferentes para el desarrollo de vehículos de autoconducción. Mientras que algunas compañías, como Tesla y Mercedes, despliegan sistemas parcialmente autónomos donde el coche se conduce a sí mismo durante un tiempo antes de entregar el control a un ser humano, otros en el sector se inclinan por este enfoque fundamentalmente inseguro.

Empresas como Ford, Volvo, Jaguar Land Rover y BMW buscan la autoconducción total con el fin de producir un coche que pueda conducirse solo en todos los caminos y en todas las condiciones.