Bank of America regresa al dividendo de dos dígitos

Menores impuestos y tasas de interés más altas ayudaron a mejorar los resultados trimestrales.
No había tenido este resultado en siete años.
No había tenido este resultado en siete años. (Mark Lennihan/AP)

Nueva York

Bank of America generó un dividendo de dos dígitos para los accionistas por primera vez en siete años, la señal más reciente de que el líder de la industria dejó atrás el malestar posterior a la crisis.

Los impuestos más bajos y las tasas de interés más altas ayudaron al segundo mayor banco de Estados Unidos por activos a producir un dividendo en el capital ordinario —una medida de rentabilidad que se observa estrechamente— de 10.8 por ciento en los primeros tres meses de 2018. Durante años su rendimiento quedó por debajo del umbral de 10 por ciento que los inversionistas del sector tradicionalmente exigen.

A pesar de lograr resultados más sólidos de lo que se pronosticaba, las acciones de Bank of America solo subieron 3 por ciento el lunes, lo que muestra cómo aumentaron las expectativas de los inversionistas bancarios. Los ingresos de operaciones de bonos cayeron en el trimestre, y los analistas pesimistas dijeron que no les entusiasman los niveles de préstamos del banco.

Paul Donofrio, director financiero, destacó que el ingreso neto de Bank of America de 6 mil 910 millones de dólares, 30 por ciento más en comparación con el año anterior, fue el más alto que produce en su historia.

Si bien las utilidades aumentaron por una menor factura trimestral de impuestos sobre los ingresos, que cayó más de un cuarto en comparación con el año anterior, para llegar a mil 500 millones de dólares, Donofrio señaló que los ingresos antes de impuestos también subieron 15 por ciento. “Este trimestre no es una anomalía”, agregó.

Las cifras siguen las optimistas actualizaciones de los rivales JPMorgan Chase y Citigroup que presentaron la semana pasada. En conjunto, sugieren que la promesa del “Trump Bump” (el impacto de Trump) —que llevó a que las acciones de bancos del S&P 500 subieran 400 por ciento en general desde las elecciones presidenciales de 2016— finalmente llega hacia los resultados.

Marca la primera vez desde el tercer trimestre de 2011 —cuando las utilidades se apoyaron con ganancias de única ocasión— que Bank of America produce un rendimiento sobre capital por encima de 10 por ciento, de acuerdo con S&P Capital IQ. Los analistas pronosticaron un rendimiento de 10.3 por ciento para todo el año, el desempeño anual más fuerte desde la crisis financiera.

A pesar de esto, David Hendler, fundador de Viola Risk Advisors, dijo que el banco todavía “trata de alcanzar” a JPMorgan, que produjo un rendimiento sobre capital de 15 por ciento en el trimestre.

Steven Chubak, analista de Nomura, dijo: “Los resultados se pueden describir mejor como buenos, no grandiosos”.

Se considera a Bank of America uno de los mayores beneficiarios potenciales de tener tasas de interés más altas debido a su particular mezcla de activos y pasivos.

Los ingresos de la banca de consumo subieron 9 por ciento en comparación con el año anterior, para llegar a 9 mil mdd, debido a que el banco incrementó los cargos para los solicitantes de crédito mientras mantuvo con pocos cambios las tasas de los depósitos. La tasa de incumplimiento de pagos de los solicitantes de préstamos se mantuvo en un nivel mínimo, el banco solo canceló 0.4 por ciento de los préstamos en el trimestre.