Airbus busca alianza industrial con China para salvar su A380

La armadora de aviones quiere que las aerolíneas de esa nación hagan pedidos de este producto, el cual es la aeronave para pasajeros más grande del mundo.
El fabricante pronostica que el país asiático necesitará alrededor de 6 mil 500.
El fabricante pronostica que el país asiático necesitará alrededor de 6 mil 500. (Reuters)

París

Airbus ofrece una alianza industrial con China en el modelo A380 si las aerolíneas de esa nación colocan pedidos para el avión de pasajeros más grande del mundo, cuyo futuro está en duda a menos de que gane nuevos clientes.

Fabrice Brégier, director de operaciones saliente de Airbus, sostendrá conversaciones en una etapa preliminar sobre este tema durante su viaje como parte de una misión comercial acompañando al presidente francés, Emmanuel Macron, en su primera visita de Estado a ese país.

Airbus también propone aumentar la producción de su línea de ensamble final de Tianjin, donde produce cuatro A320 de pasillo único al mes. Este número podría aumentar a cinco al mes, de acuerdo con personas cercanas a las conversaciones, el cual podría ponderarse en su aumento previsto a escala global de poco más de 50 a 60 al mes para el próximo año.

Las conversaciones se producen en un momento en el que el fabricante europeo de aviones espera lograr un acuerdo para vender alrededor de 100 aviones a la compañía de propiedad estatal China Aircraft Leasing Group, durante la visita, de acuerdo con los informes.

El pedido probablemente sea una mezcla de aviones de pasillo único y doble pasillo, ya que no se espera que China coloque una orden de aviones A380 en esta etapa. El aumento del nivel podría anunciarse en ese momento.

Los movimientos son parte de la estrategia de Airbus para fortalecer su presencia en China, donde se espera que la demanda de aviones supere significativamente los pedidos de Occidente en la próxima década. Tanto Boeing como Airbus aumentan su presencia industrial en el país en un intento por atraer pedidos.

Se espera que China, que actualmente ya es el segundo mayor mercado de aviación del mundo, supere a EU ocupando el primer lugar para el año 2024, de acuerdo con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, el organismo de aviación.

Airbus espera que el tráfico de pasajeros en China crezca 6.9 por ciento anualmente durante los próximos 20 años, muy por encima del promedio mundial. El fabricante de aeronaves pronostica que China va a necesitar alrededor de 6 mil 500 nuevos aviones de pasajeros y de carga para 2036, y que el país ya representa alrededor de 24 por ciento de las entregas de Airbus.

Eric Chen, presidente de Airbus en China, dijo el año pasado que dadas las expectativas de rápido crecimiento en el tráfico de pasajeros, las aerolíneas chinas podrían llegar a necesitar entre 60 y 100 superjumbos en los próximos cinco años. Sin embargo, hasta el momento Airbus solamente ha vendido cinco a China Southern, y otras líneas aéreas parecen renuentes a comprometerse a un avión que transporta entre 500 y 800 pasajeros, dependiendo de su configuración.

Airbus necesita urgentemente encontrar nuevos pedidos para el A380 para que de esta manera se mantenga la línea; sin embargo, su cartera de pedidos se redujo a menos de 100 aviones, muchos de los cuales, creen los analistas de la industria, son vulnerables a una cancelación. Un pedido esperado de 15 mil millones de dólares por 36 aviones de Emirates Airlines sigue siendo objeto de una intensa negociación.

China tiene la ambición de desarrollar su propia industria aeroespacial para competir con el duopolio mundial de Airbus y Boeing. Una alianza industrial con el A380 podría encajar con su estrategia al darle acceso a los proveedores chinos de trabajar en el superjumbo a través de un centro de acabado, que instala el equipo de cabina y aplica los colores de la imagen corporativa.

Airbus abrió su planta de Tianjin en 2008 como parte de una empresa conjunta con el grupo aeroespacial y de defensa de China Aviation Industry Corporation. El año pasado el grupo europeo extendió la asociación con el centro de acabado y entrega para el avión de pasillo doble A330 en Tianjin, el primero fuera de Europa, después de que las líneas aéreas chinas colocaron pedidos considerables para el avión de fuselaje ancho.

“El valor agregado del centro A330 es que establecemos una red de proveedores más sólida para el equipo de cabina”, dijo una persona cercana a las discusiones. “Cuando tengamos eso, podemos imaginar que esos proveedores podrían enviar su solicitud para equipar la cabina del 380”.

Hasta el momento, Airbus y su socio chino ya invirtieron alrededor de 600 millones de dólares en la línea de ensamble final, y el fabricante de aviones dice que espera que el valor total de su cooperación industrial con la industria china de la aviación aumente el doble de 500 millones de dólares en 2015 a mil millones de dólares para 2020.

Boeing abrió su primera planta de aviones comerciales fuera de Estados Unidos el año pasado cuando inauguró el centro chino de acabado para el avión 737 de pasillo único.