• Regístrate
Estás leyendo: Abolengo y tradición en la Romita
Comparte esta noticia
Domingo , 22.07.2018 / 19:29 Hoy

Abolengo y tradición en la Romita

En una antigua casa del siglo XVIII, hogar de los monjes del Templo de la Romita, la segunda iglesia que se hizo en América y fundó Hernán Cortés,  hoy se cocina la cerveza independiente CRU CRU. 


Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Construido en 1530, el templo de Santa María de la Natividad, es uno de los más antiguos en la Ciudad de México, se encuentra en lo que fue la población prehispánica de Aztacalco, lugar de las garzas. Un barrio que a mediados del siglo XIX comenzó a ser llamado Romita.

En 1950 el templo y la plaza fueron locación para la cinta Los olvidados, de Luis Buñuel. Hoy, en esta zona, en la casa construida en 1700 que fuera hogar de los monjes del Templo y luego de Gilberto Rincón Gallardo, se cocina la cerveza independiente o artesanal CRU CRU.

Luis Enrique de la Reguera, cofundador de CRU CRU, estudió diseño industrial y estuvo dedicado durante ocho años a diseñar artículos para cervezas. Esta actividad le dejaba mucho tiempo libre y buscó qué hacer.

TE RECOMENDAMOS: Experiencia tecnológica y cultural de primer nivel

En 2014 encontró en internet un kit para hacer cerveza. La primera y la segunda cerveza le salieron muy mal, hizo números y considero que podía ser negocio. Renunció a su trabajo para dedicarse 100% al negocio, su esposa lo secundó y hoy es una de las socias.

Por ese tiempo conoció a José Arango, quien llevaba 3 años haciendo cerveza; tomaron juntos un curso en Estados Unidos. Luis Enrique sacó un crédito y compró equipo, luego buscó inversionistas, una es actuaria y ayudó con todo los números, otro socio es Gabriel Rojo quien aportó dinero y relaciones. En total son cinco socios fundadores, más adelante invitaron un fondo de inversión para hacer el proyecto más grande.

CASA CERVECERA CRU CRU empezó con un equipo pequeño de 20 litros, luego pasó a uno de 80. Actualmente producen 4 mil litros mensuales y están a punto de doblar la producción. En tres años tienen planes de montar una planta por lo menos 10 veces más grande que la actual. Aún no saben si está casa se quede como un bar de experiencia o siga como casa de cocción.

Actualmente cuentan con un bar en la colonia Juárez, en la calle de Milán 44 en una azotea, TERRAZA CRU CRU, también venden a tacos El Califa, Fonda Fina y están en varios restaurantes de la zona.

Luis Enrique asegura que dejó de trabajar porque acababa rápido y se aburría. Curiosamente aquí no hay tiempo de aburrirse pues el trabajo es muy demandante, la producción, la distribución… jamás había trabajado tanto en su vida pero le encanta.

Entre historia y tradición, CASA CERVECERA CRU- CRU mejora en sabor y calidad.

REPL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.