• Regístrate
Estás leyendo: Fab Lab México, un espacio para emprendedores
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 11:38 Hoy

Fab Lab México, un espacio para emprendedores

Milenio Foros

El laboratorio tecnológico de la Universidad Anáhuac participará en los proyectos de incubación de alto impacto del Inadem.
Publicidad
Publicidad

Fab Lab México fue el primer espacio de su tipo en el país, creado en 2003 para impulsar el desarrollo de proyectos por medio de tecnología. Ubicado en la Escuela de Arquitectura de la Universidad Anáhuac, fue reconocido por tercer año consecutivo por el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) como un Taller de Alta Especialización, lo que le permite postular proyectos en las futuras Convocatorias Públicas de Incubación de Alto Impacto.

 Este 2018, la convocatoria 2.4 del Inadem “Incubación de Alto Impacto, Aceleración de Empresas y Talleres de Alta Especialización” tiene como objetivo apoyar e impulsar proyectos potenciales de alto impacto en etapa temprana a través de la incubación, así como proyectos de empresas en etapa de escalamiento por medio de la aceleración, además de facilitar el uso de servicios en los talleres de alta especialización.

 Dicha convocatoria está abierta solo a espacios con tecnología de punta y enfocados en el emprendimiento y desarrollo social. Fab Lab México fue seleccionado porque contribuye a la democratización de la tecnología por medio de tres líneas de acción: asesoría a otras instituciones educativas o fab labs; colaboración con instancias gubernamentales, e impartición de cursos y talleres al público en general. 

Se trata de uno de los 18 fab labs que hay en el país, los cuales, a su vez, forman parte de una red global integrada por cerca de 1,400 laboratorios tecnológicos. La iniciativa surgió del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos, que se trazó el objetivo de implementar laboratorios experimentales utilizando tecnologías de fabricación digital, a fin de alentar el desarrollo de comunidades marginadas, y abrió el primer fab lab de la historia en 2003. 

Ese mismo año, la Escuela de Arquitectura de la Anáhuac se sumó a la iniciativa y en 2013 ingresó a la red internacional de fab labs. Actualmente, su oferta tecnológica incluye corte láser de alta precisión, impresión y escaneo 3D.

 Este último permite escanear desde personas hasta edificios y paisajes con un alcance máximo de 400 metros. En esta ocasión, el Fab Lab fue patrocinado por ExxonMobil y la Embajada de los Estados Unidos en México mediante la articulación de Fondo Unido México (FUM).


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.