Trump disuelve polémica comisión para investigar fraude electoral

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (Reuters)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, disolvió una comisión que debía investigar un presunto fraude electoral en los comicios de 2016.

Pese a las "considerables pruebas de fraude electoral", muchos estados se negaron a entregar información a la comisión, explicó la portavoz Sarah Sanders, que comunicó que Trump firmó un decreto para disolver el órgano.

La comisión era controvertida, entre otras cosas, porque demandaba a los estados que entregaran datos delicados sobre los padrones electorales. Muchos estados se negaron a hacerlo.

Tras su victoria en noviembre de 2016, Trump declaró en varias oportunidades que su rival democráta Hillary Clinton había recibido entre tres y cinco millones de votos que no debían haber sido admitidos, pero nunca ofreció pruebas.

Clinton recibió en las elecciones tres millones más de votos que Trump, pero perdió porque en la repartición por estados de los sufragios el republicano obtuvo más electores del colegio electoral.

Los expertos descartan que se haya dado un fraude tan grande como aseguró el mandatario.