• Regístrate
Estás leyendo: Quedan 'bajo el agua' 2 mil inmuebles en California
Comparte esta noticia

Quedan 'bajo el agua' 2 mil inmuebles en California

Los poblados de Guerneville y Monte Río fueron los más afectados por la crecida del río Russian, que provocó fuertes inundaciones.
Publicidad
Publicidad

La crecida de un río dejó 2 mil viviendas, comercios y otros inmuebles inundados y aisló a dos comunidades del norte de California tras aguaceros torrenciales, informaron las autoridades.

Los poblados de Guerneville y Monte Río fueron los más afectados por la crecida del río Russian, cuyos niveles superaron los 13 metros, dijo Briana Khan, vocera del condado Sonoma.

El río suele desbordarse en clima lluvioso pero no había alcanzado ese nivel desde hace 25 años. Expertos calculan que las aguas empezarán a ceder esta noche.

Unos 3 mil 500 habitantes de una veintena de comunidades fluviales estaban bajo órdenes de evacuación.

El río fue uno de varios del norte de California que se vieron colmados luego de varios días de aguaceros en el noroeste de Estados Unidos e incluso en Montana, donde el gobernador Steve Bullock declaró una emergencia para mantener el suministro de combustible de calefacción en medio de temperaturas gélidas.

Dos trenes de Amtrak, que en total llevaban unos 300 pasajeros, tuvieron que parar y regresar debido a una avalancha que obstruyó las ferrovías en la Sierra Nevada.

El poblado de Stanley en el estado de Idaho quedó aislado debido a que la nieve obstruyó todas las carreteras hacia allá.

Varias localidades en California tuvieron precipitaciones récord de lluvia, como Santa Rosa, donde cayeron 20 centímetros en un solo día. En Venado, a 8 kilómetros, de Guerneville cayeron más de 50 centímetros en 48 horas.

En otras localidades del norte de California las calles estaban tan anegadas que los carros quedaron varados y los conductores tuvieron que ser rescatados.

Nina Sheehan, quien estaba de visita de Carolina del Norte, alquiló una camioneta SUV pero la tuvo que abandonar cuando se quedó varada en el estacionamiento del hotel.

"Decidimos tratar de manejar a pesar del agua y recorrimos dos terceras partes del camino hasta que el carro se atascó”, dijo Sheehan.

“Aprendimos que es mejor no tratar de pasar por agua cuando tiene más de 30 centímetros porque uno nunca sabe lo que va a pasar”, añadió.

jos


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.