Disney generará vínculo de niñas con ciencia y tecnología

El compromiso de la casa de Mickey es crear contenido y publicidad que erradiquen prejuicios de género apoyándose en esta clase de disciplinas.
Las especialistas de la UNAM, Ana Esther Moreno Esparza y Pilar Velázquez.
Las especialistas de la UNAM, Ana Esther Moreno Esparza y Pilar Velázquez. (Alfonso Manzano)

México

Disney Latinoamérica se sumó a la investigación de la Cátedra Regional Unesco Mujer Ciencia y Tecnología en América Latina, que indagó acerca de cómo niños y niñas de entre seis y 10 años se vinculan con la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas; a partir de los resultados, la casa de Mickey Mouse refrenda su compromiso de generar contenido que fomente el acercamiento, particularmente de las niñas, a esas disciplinas.

“Estamos revisando cuáles son los productos que ofrecemos y cómo deben tener en cuenta esta nueva mirada sobre el tema del género; qué pasa con los estereotipos en la sociedad desde la crianza. Nosotros lo vemos desde cuál es nuestra responsabilidad con respecto a los contenidos que mostramos y la manera en que hacemos publicidad”, aseguró Belén Urbaneja, director Corporate Citizenship & Brand Management, The Walt Disney Company Latin America.

Con esa preocupación en mente, la compañía de medios de comunicación y entretenimiento alista contenidos en los que se exalte la imagen de niñas interesadas por la ciencia y la tecnología, que influyan en las audiencias para que desde temprana edad generen un vínculo con estas temáticas, con el propósito de revertir el fenómeno constante en la región: el escaso número de mujeres en carreras y profesiones relacionadas con la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

“Hace tiempo nuestros contenidos han empezado a cambiar la forma en la que mostramos la diversidad cultural, que siempre fue algo presente y hemos ido evolucionando junto a la sociedad en esto. Nuestros personajes femeninos son diferentes a la historia de lo que era Disney hoy nuestras princesas, como aún las llamamos, tienen muchísima más fuerza, son mujeres que buscan cumplir sus objetivos, deseos y sueños sin necesidad de la ayuda de un hombre.

“Películas como Frozen han mostrado que la fuerza encontrada en el amor no está en la protagonista con un hombre, sino en el amor fraternal y eso resuelve el conflicto del filme. Estamos dando la mirada de género muy profunda. Siempre hemos tenido lineamientos muy estrictos sobre cómo nos comunicamos con las niñas y los niños para que ninguna publicidad sugiera que un producto es para un género, sino que la elección es libre”, explica Urbaneja.

De acuerdo con la ejecutiva, el objetivo de la participación de The Walt Disney Company Latin America en este análisis es motivar el interés y la participación de los pequeños para dar marcha atrás a los estereotipos de género que condicionan el vínculo de las niñas con las mencionadas disciplinas:

“Queremos influir en esto, ya sea en la producción de productos o de contenidos, donde los niños se ven representados.

“Es una de la mayores oportunidades de impacto que tenemos. Hay proyectos que serán lanzados en uno o dos años, desarrollados en América Latina, en los que estamos participando con la recomendación de cómo deben ser los personajes y sus perfiles: niñas a las que les gustan las matemáticas, que son sociables, no tímidas, sino como cualquier otra. Estamos trabajando para incluirlo en nuestro contenido para que sea parte de lo que a los niños los representa”, agrega.

De acuerdo con el análisis, el rezago femenino es un asunto crítico para alcanzar las metas de la Agenda  2030 de la Organización de las Naciones Unidas.

SIN DIVISIÓN ENTRE PRINCESAS Y HÉROES

Ana Esther Moreno Esparza y Pilar Velázquez, integrantes del equipo de la UNAM que realizó la investigación Infancia, Ciencia y Tecnología: Un análisis de género desde el entorno familiar, educativo y cultural en México; consideran que es necesario que empresas de la envergadura de Disney evolucionen en sus historias para evitar fomentar los estereotipos de género que limitan sus posibilidades de desarrollo profesional en las niñas.

“Si queremos derribar el estereotipo de género, quizá valdría la pena dejar de pensar a niñas como princesas y a niños como superhéroes, dejar de producir reiteradamente contenido en el que a niñas y niños se les presenta como sujetos radicalmente diferentes.

“Ellas son pasivas y ellos activos. Coloquemos a las niñas en estos contenidos como científicas, sujetos de derecho y de opiniones propias”, coincidieron Moreno y Velázquez.

CLAVES

DATOS DEL ESTUDIO

Uno de cada dos padres opina que la baja participación femenina en ciencia y tecnología es por gusto personal.

Nueve de cada 10 niñas asocian la carrera de ingeniería con afinidades y destrezas masculinas.

38 por ciento cree que hay diferencia de desempeño entre niñas y niños en alguna de estas carreras.