LA CAUSA Y LO CAUSADO

El voto útil para sacar al PRI

En la elección del Estado de México el único voto útil será aquel que sirva para derrotar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y así terminar, a fuerza de votos, con el feudo político más poderoso y más añejo de nuestro país. Delfina Gómez ganará, porque la mayoría de la sociedad ya comprendió que Alfredo del Mazo representa la continuidad del grupo Atlacomulco en el control que ejerce desde hace más de 70 años y que ha provocado que el estado más importante del país viva una profunda crisis en materia de economía, de seguridad y de convivencia social.

Ante el error de las dirigencias partidarias de rechazar el llamado a la unidad de las izquierdas para derrotar al PRI y deslindarse de los personajes y de los grupos que han saqueado al país, el voto útil será definitivo en el resultado del próximo 4 de junio. Entre las dirigencias de los partidos prevalecieron los intereses y los compromisos fincados con el poder, me refiero a los favores, dinero y recursos públicos con los que el gobierno estatal y el gobierno federal han favorecido a la oposición. Las direcciones de los partidos rechazaron la propuesta de unidad de las izquierdas por una sencilla razón: porque éstas forman parte del arreglo político que mantiene al PRI en el poder en el Estado de México.

El PRD y el PT rechazaron la alianza arguyendo cuestiones de forma y descalificando la propuesta, cuando la realidad es otra: sus candidaturas son parte de la estrategia del PRI para fragmentar el voto de la izquierda. Juan Zepeda no declina, porque no lo dejan, porque han inflado su candidatura para restarle votos a Delfina.

Afortunadamente la militancia y los votantes de otros partidos de izquierda no cometerán este error, porque no forman parte de este arreglo de conveniencia. Los militantes perredistas, petistas e inclusive panistas saben que las condiciones están dadas para que Delfina Gómez gane la elección. Miles de ciudadanos de varias filiaciones partidarias han visto campañas y campañas donde la maquinaria oficial arrolla a los candidatos de oposición. Por primera ocasión en la historia electoral reciente del Estado de México, un representante de la oposición de izquierda o de derecha aparece arriba o empatado en las preferencias electorales, un dato que en sí mismo es revelador de las posibilidades que existe del triunfo.

Más allá de filias o de fobias políticas, el triunfo de Delfina Gómez es necesario para que las cosas cambien en el Estado de México. Me refiero no únicamente a una renovación en los titulares del poder público mexiquense, sino a la posibilidad de desplegar políticas públicas que coloquen en el centro el bienestar de la ciudadanía y no la utilización de los mexiquenses con fines electorales.

Nadie supone que el voto útil a favor de Delfina signifique dejar otra militancia. Simplemente se trata de que frente a la urna electoral, en los momentos previos a tachar la boleta, los ciudadanos apoyen a la alternativa que puede ganar. El voto útil es la expresión concreta de la rebelión ciudadana que se ha generado en torno a Delfina Gómez y que derrotará al PRI.

Presidente del Instituto Belisario Domínguez, del Senado de la República.

Twitter: @MBarbosaMX