Estira y afloja

Seguridad nacional de EU

En solo tres días el presidente Donald Trump endureció su lenguaje sobre política comercial y estimuló la especulación financiera mundial.

La preocupación mayor es que afirmó que las importaciones de acero “están afectando la seguridad nacional”. Todos saben que en el mercado internacional hay competencia desleal. México incluso ha denunciado las prácticas dumping de empresas chinas y ha impuesto aranceles para defender a los productores nacionales de hierro y el acero.

Pero ya asegurar que se afecta “la seguridad nacional” es otra cosa. Son palabras que pueden utilizarse indistintamente para “imponer regulaciones muy estrictas a la competencia desleal” o a cualquier tipo de exportaciones a Estados Unidos que afecten a productores locales aunque sean improductivos.

En la reunión de ayer en la que participaron empresarios y trabajadores de la industria acerera de EU, le preguntaron a Trump si la decisión no afectará la relación con China, a lo que dijo: “No tiene nada que ver con China. Tiene que ver con todo el mundo; el dumping es un problema en todo el mundo”.

Hay que agregar que aumentó el odio presidencial contra el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan). Ya no solo es “muy malo” para EU. Ahora es “un desastre comercial”, una “catástrofe” para el país que “no vamos dejar que siga”.

El mensaje ya incluyó ahora directamente a Canadá, país que, según Trump, está sacando del negocio de la leche a los productores de Wisconsin y de Nueva York, y afectando a fabricantes de madera en la frontera que divide a los dos países. “Es una desgracia lo que está pasando, una catástrofe... No podemos dejar que Canadá o cualquiera siga con esto. No vamos a dejar que continúe”.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, reveló detalles del significado del mensaje presidencial: “El acero es un componente básico de nuestra economía moderna... Nuestro ejército utiliza aleaciones especiales de acero para armas, barcos y aviones. Una industria acerera saludable y robusta es necesaria para la seguridad nacional”.

El gobierno de Trump salta de amenazas de guerra comercial a otro tipo de guerras. Eso alerta a cualquiera, aunque sus seguidores dicen que son “acciones valientes”.

jesus.rangel@milenio.com