Nada personal, solo negocios

El 'know how' mexicano que sedujo a los suizos de Glencore

Glencore ayer sorprendió desde Europa con un anuncio: entraba al negocio del retail de hidrocarburos (el downstream) primero en México y luego a escala mundial gracias a una alianza con una red de gasolineras mexicanas, G500.

Este consorcio anglo suizo es uno de los grandes jugadores internacionales que produce y vende más de 90 commodities diferentes a través de tres líneas de negocios: metales y minerales, energéticos y agricultura. Con operaciones mineras (cobre) en Argentina, Chile y Perú, su oficina regional está ni más ni menos que en Cancún.

Desde allí comenzaron a sondear la posibilidad de sumar un nuevo negocio a su área energética, como es el de las gasolineras. “Sabemos que se reunieron con todos los grupos grandes de empresarios del sector en el país y finalmente se decidieron por nosotros”, me decía uno de los socios originales de G500.

Hace tres años, cuando la Reforma Energética avanzaba en el sector gasolinero, se formó esta asociación de empresarios (ya son más de 400 socios) enfilados detrás de uno de los más reconocidos empresarios del centro del país, Antonio Caballero Fernández, quien desde el inicio preside este grupo.

La oferta que tomó Glencore no es menor: mil 400 gasolineras (12 por ciento del total nacional) que venden más de 25 millones de litros diarios de gasolina y diésel en el país.

Muchos viajes a Europa en los últimos meses terminaron por cuajar en una joint venture (por partes iguales), una franquicia bautizada G500 Network en la que el gigante con sede en Suiza aporta inversión y su conocimiento en la comercialización, almacenamiento y distribución de hidrocarburos y los mexicanos ponen su red ya establecida (con muy buenas locaciones y gestión) y su experiencia en la venta al público.

Uno de los actuales socios de G500, Emilio Estrada, asumirá en breve como director general de G500 Network.

Los planes de Glencore son agresivos: no solo vienen por el negocio de las gasolineras sino que quieren exportar este formato (ya con la marca G500) a otros países y por otro lado invertir de manera también conjunta con este grupo mexicano en las áreas donde sí conocen el negocio como es toda la cadena de suministro.

Ahora están a la espera de las siguientes ‘temporadas abiertas’ de Pemex Logística de la CRE para licitar infraestructura. El 15 de junio se abre la segunda, que comprende Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Durango.

“En unas semanas más daremos un importante anuncio de inversión, donde ya se podrá incluso ver la nueva imagen de las gasolineras, la marca y los proyectos completos, así como las primeras reconversiones de estaciones”, agrega el socio. Actualmente todo el branding lo está diseñando el despacho Star Brands.

barbara.anderson@milenio.com

Twitter: @ba_anderson