Ventas navideñas de Sears registran una caída de 17 por ciento

En un esfuerzo por estabilizar sus finanzas, la compañía vende activos, modifica sus facilidades de crédito con los bancos y busca recortar costos por mil millones de dólares.
La firma anunció un financiamiento por 100 millones de dólares.
La firma anunció un financiamiento por 100 millones de dólares. (Shutterstock)

Sears, el operador en problemas de tiendas departamentales que acumuló pérdidas por más de 11 mil millones de dólares en los últimos siete años, no logró aprovechar la temporada de compras navideñas, y sus ventas comparables tuvieron una caída de entre 16 y 17 por ciento durante el periodo de noviembre y diciembre.

Como resultado, el alguna vez legendario minorista ahora espera que su pérdida neta sea de entre 200 millones y 320 millones de dólares para el cuarto trimestre, en comparación con una pérdida de 154 millones de dólares que pronosticó el mercado.

El mal desempeño convierte a Sears en una compañía atípica en lo que fue una temporada alegre para los minorista de Estados Unidos. El gasto del consumidor en EU se sostuvo por los altos niveles de confianza del consumidor, un mercado laboral ajustado y fuertes aumentos en los mercados de activos. Muchos minoristas, incluyendo las grandes tiendas departamentales como JC Penney, que desde hace mucho tiempo sufren, reportaron ventas comparables fuertes en las actualizaciones de las operaciones durante la última semana.

Sin embargo, las acciones de Sears —que se esperaba cayeran— subieron más de 7 por ciento en las operaciones previas a la apertura de mercado, ya que la compañía también dio a conocer que aseguró nuevo financiamiento por 100 millones de dólares, dijo que busca recaudar 200 millones de dólares más y que está en conversaciones con los acreedores para mejorar las condiciones de más de mil millones de dólares de sus préstamos.

“Sin embargo, si los esfuerzos de la compañía para completar estas transacciones no son totalmente exitosos, el consejo de administración considerará todas las opciones que quedan para maximizar el valor de sus activos”, señaló.

Con una deuda total a largo plazo que se encontraba en más de 2 mil millones de dólares a finales de octubre, frente a un valor de mercado de solamente 336 millones de dólares, al mercado le preocupa cada vez más la precaria situación financiera de Sears.

En un esfuerzo por estabilizar sus finanzas, la compañía vende activos, modifica sus facilidades de crédito con los bancos y busca recortar costos por mil millones de dólares. También recibió préstamos de filiales de ESL Investments, el fondo de cobertura que dirige Eddie Lampert, el director ejecutivo de Sears.

Sin embargo, los críticos dijeron que solamente hay una cantidad limitada de activos, reducciones de costos y cierres de tiendas que puede llevar a cabo Sears. En su lugar tiene que darle la vuelta a sus ventas y volver a atraer a su base de compradores a un número reducido de tiendas.

Pero para hacer eso tiene que mantener sus estantes llenos. En este frente, los proveedores cada vez más buscan formas para protegerse contra el riesgo de incumplimientos de pagos.