Time otra vez vendido

Meredith corportation y los Koch compraron al grupo editorial por 2,800 mdd.
Dueña de uno de los más importantes medios impresos del mundo, Time Inc. ha tenido que cambiar su modelo de negocio.
La editorial, con casi 100 años, cierra un ciclo y se prepara para el competido mercado de lo digital. (Cortesía)

Meredith Corporation acordó adquirir en efectivo las acciones en circulación de Time Inc. a un precio de 18.50 dólares por papel, lo que representa una prima de 46% sobre su valor de operación del 15 de noviembre, antes de que se informara la última propuesta de la editorial.

De esta manera, la firma rival de Time Inc. la compra por 2,800 millones de dólares (mdd). La negociación cuenta con el respaldo de los hermanos Koch, con lo que los multimillonarios conservadores obtienen una participación en una de las editoriales más reconocidas de Estados Unidos (EU).

El acuerdo fue aprobado por los consejos de administración de ambas compañías y se espera que se cierre en el primer trimestre de 2018.

Los inversionistas recibieron bien la noticia y las acciones de Meredith subieron más de 12%. Por su parte, los certificados bursátiles de Time Inc. registraron un aumento de 9%.

La oferta de Meredith, con sede en Iowa, EU, tiene el respaldo de 650 mdd de acciones preferentes de Koch Equity Development, la división de capital privado de Charles y David Koch. La editorial también aseguró 3,550 mdd en financiamiento de deuda de RBC Capital Markets, Credit Suisse, Barclays y Citigroup Global Markets.

Los hermanos Koch terminarán controlando cerca de 10% de la compañía, pero su papel no queda claro, si es que tienen alguno, con su inversión en la editorial. No tendrán un asiento en el consejo de Meredith y tampoco “tendrán influencia en las operaciones editoriales o de dirección de Meredith”, dijo la empresa.

Cada uno de los hermanos Koch, tiene una fortuna neta de 48,200 mdd, según Forbes, y controlan Koch Industries, la segunda compañía privada más grande de EU. Utilizan su dinero para defender las causas de libre mercado, entre ellas, la reducción de los impuestos corporativos y la desregulación.

La transacción marca el final de una era para Time Inc., la editorial de 94 años de antigüedad, que publica las revistas Time, People y Sports Illustrated. Ha intentado transformarse de una empresa de medios impresos a una digital después de registrar caídas en sus ingresos por años consecutivos, además de que una deuda de largo plazo por 1,200 mdd la mantiene encadenada. El acuerdo de 2,800 mdd incluye asumir la deuda de Time Inc.

12% subieron las acciones de Meredith después del anuncio sobre la adquisición de Time Inc.

La compañía hace profundas reducciones de costos. Recortó 300 puestos de trabajo, redujo la circulación y la frecuencia de algunas de sus títulos más conocidas y trata de vender su división de revistas en el Reino Unido así como otros activos. Se espera que Rich Battista, el director ejecutivo que supervisa estos esfuerzos, desde finales de 2016, deje la compañía después de que se cierre el trato.

TE RECOMENDAMOS: Editores: "En la era digital, reinventarse o sucumbir"

Para Meredith, propietaria de estaciones locales de televisión, así como de revistas, el anuncio es la culminación de una búsqueda de años. Su cartera de publicaciones consiste, principalmente, en títulos mensuales dirigidos a mujeres, entre las que se encuentra Better Homes & Gardens, Martha Stewart Living y Family Circle.

“Sumamos las ricas capacidades de creación de contenido de algunas de las marcas nacionales más fuertes de la industria a un poderoso negocio de televisión local, que genera ganancias récord, ofreciendo a los anunciantes y vendedores un alcance incomparable del mercado de adultos estadounidenses”, dijo Steve Lacy, director ejecutivo de Meredith.

Pocos en la industria de las revistas han podido evitar la caída en los medios impresos y las dificultades para construir un negocio digital sustentable. Condé Nast, propietario de Vanity Fair y Vogue, recortó sus presupuestos y personal; la nueva editora de Vanity Fair recibió la tarea de reducir 30% los costos.

El fundador de Rolling Stone, la emblemática revista de rock and roll, ya puso a la venta el título. Rodale, la editorial familiar de Runner's World y Men's Health que Meredith también buscaba comprar, fue adquirida por Hearst.

En un memorando a los empleados sobre la venta, Battista de Time, aceptó las dificultades de toda la industria y escribió: “La escala es importante y le permitirá a esta empresa competir de manera más efectiva en este dinámico entorno de medios, mejorando el enorme e interesante potencial de nuestras marcas”.